Cómo intensificar el orgasmo femenino

Cómo intensificar el orgasmo femenino

La sexualidad femenina sigue siendo, todavía hoy, un gran misterio para muchas personas. Si bien es elevado el número de mujeres que tienen dificultades para alcanzar el orgasmo por la vía tradicional, también es cierto que los obtienen muy placenteros con otro tipo de estimulación. En esta ocasión aprenderemos cómo podemos intensificar el orgasmo femenino y aumentar así el placer.

Aprender a conocerse

El objetivo de las relaciones sexuales es obtener placer. Dejando a un lado los lazos emocionales que quizás puedan existir, el sexo nos gusta porque nos hace sentir bien. Además de esta satisfacción, proporciona enormes beneficios al organismo.

La masturbación puede ser una gran aliada, pero dista bastante de lo que sentimos cuando tenemos compañía. Sin embargo, a través de esta es como mejor lograremos conocer a nuestro cuerpo. Con la experimentación y la exploración, descubriremos cuáles son nuestras zonas erógenas y cómo nos gusta que nos toquen. Este es el primer paso para poder intensificar el orgasmo femenino.

Saber qué nos produce placer es imprescindible para poder tener relaciones sexuales satisfactorias. De lo contrario, salvo que la otra persona sea un/a gran amante, puede resultar difícil averiguar qué nos complace. Más difícil aún sería poder llegar a intensificar el orgasmo femenino.

Si ya tenemos claro lo que nos gusta y cómo conseguirlo, podemos avanzar un paso más. Intensificar el orgasmo femenino no solo es posible, sino que es la mejor forma de sacarle partido al sexo.

Cómo se produce el orgasmo femenino

El orgasmo es el punto más alto que podemos alcanzar durante la excitación sexual. Cuando llegamos al clímax, se producen contracciones o espasmos en la vagina, en el cuello del útero y en el ano. Tanto la duración del orgasmo como el número de contracciones que se produzcan dependerán de la intensidad de aquel.

Así, cuando el orgasmo es más suave, podrán tenerse hasta 5 contracciones aproximadamente. Cuando logramos intensificar el orgasmo femenino, estas pueden ascender hasta 15. De forma inicial, tendremos una contracción por segundo. El ritmo irá descendiendo progresivamente a medida que avanzan los segundos.

Si tenemos en cuenta que podemos llegar a tener hasta 15 contracciones al intensificar el orgasmo femenino, aunque el ritmo descienda hablamos de más de 5 segundos de placer intenso. Una forma excelente para dejar atrás el estrés del día y tomarse las cosas con más calma.

Para alcanzar el orgasmo, debe producirse una estimulación sexual. Esta, en el caso de las mujeres, tiende a ir aumentando poco a poco. En primer lugar, se produce un aumento rápido de la excitación. Esta suele producirse por caricias, palabras y todo aquello que queramos incluir en los juegos preliminares. Puesto que las mujeres no son tan visuales como los hombres, observar al otro no es suficiente para aumentar la excitación o para intensificar el orgasmo femenino. En esta primera fase aumenta la lubricación vaginal, se expande la vagina y se hinchan los labios mayores y menores, así como el clítoris y los senos. Se aceleran también el ritmo cardíaco y la respiración.

En la siguiente fase de meseta el clítoris se pone erecto al llenarse de sangre y los labios se oscurecen por el mismo motivo. Los músculos se tensan y la piel se enrojece. Después de esta etapa, con una media de 15 minutos, llega el orgasmo femenino.

Cómo intensificar el orgasmo femenino

Cuando la excitación llega al punto más alto, se alcanza el clímax. Para intensificar el orgasmo femenino y hacer que sea más largo y más placentero, podemos llevar a cabo una serie de prácticas.

Usar la penetración en el momento adecuado

Como ya hemos repetido cientos de veces, la estimulación sexual que la mujer necesita para llegar al orgasmo se consigue a través del clítoris. Aunque existen mujeres que pueden obtener orgasmos vaginales, lo común es que se necesite la estimulación clitoriana.

¿Qué podemos hacer para que el pene también participe? Existe una infinidad de juegos preliminares que podemos llevar a cabo. El sexo oral, la masturbación mutua o el uso de juguetes eróticos son algunos ejemplos.

Para intensificar el orgasmo femenino, durante la fase de excitación y de meseta debemos estimular el clítoris. No podemos olvidarnos de él y debe ser siempre el principal protagonista. Su función es únicamente la de proporcionar placer a su dueña.

La propuesta que hizo la doctora Kaplan, experta en disfunciones sexuales, allá en los 80, fue la de crear un puente entre el clítoris y el pene. ¿Cómo construimos este? Pues muy sencillo. Para intensificar el orgasmo femenino basta con introducir el pene en la vagina cuando sentimos que el orgasmo se aproxima. Lógicamente después de haber utilizado la estimulación clitoriana para llegar hasta ese punto.

Con la penetración, se experimentarán en la vagina las mismas sensaciones que se estaban obteniendo a través del clítoris. Un truco muy sencillo pero muy eficaz para intensificar el orgasmo femenino.

Estimula tu punto G

Hemos hablado del clítoris, pero hay otra manera de intensificar el orgasmo femenino. El punto G está conectado interiormente al clítoris, por lo que su estimulación también es muy placentera. Sin embargo, las sensaciones que se experimentan pueden variar.

Además, a través del punto G no solo se puede intensificar el orgasmo femenino haciendo que dure incluso un minuto, sino que también se puede llegar a eyacular. Para acceder a él debemos introducir los dedos o algún juguete en la vagina. A unos 5 cm y en la parte frontal encontraremos una región ovalada de pequeño tamaño.

Alterna los juegos

De nuevo, volvemoa a la importancia de los juegos preliminares para intensificar el orgasmo femenino. Además de que logran mantener al cuerpo femenino en tensión, pueden proporcionar un primer orgasmo antes del coito.

Variar las posiciones y los juegos aumentan la excitación, por lo que consiguen intensificar el orgasmo femenino. Cuando este llega finalmente, es mucho más placentero.

Otras formas de intensificar el orgasmo femenino consisten en susurrar comentarios sexis o estimular otras zonas erógenas. Las relaciones sexuales están demasiado centradas en el coito, que aunque estimula al pene, no permite a la mujer obtener todo el placer que puede alcanzar. No te pierdas nuestros artículos cada semana y aprende todo lo que necesitas para disfrutar al máximo del sexo.

Cómo intensificar el orgasmo femenino
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Sexsomnia: relaciones sexuales mientras se duerme

Aunque no se trata de un trastorno común, lo cierto es que...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *