La importancia del autoerotismo

la importancia del autoerotismo

Es posible que no seas consciente de la importancia del autoerotismo en el desarrollo humano. Por autoerotismo entendemos la búsqueda de la satisfacción del placer sexual de manera autónoma, sin que se de la participación de otra persona. Es una faceta del individuo que se expresa a través de la autocaricia, los recuerdos y las fantasías, el arte audiovisual y la literatura, la masturbación y el orgasmo. Verás por todas esas formas de manifestación que la importancia del autoerotismo es mucha.

Razones para masturbarse

Es una manera muy enriquecedora y útil de conocernos a nosotros mismos. Solo así aprendemos a diferenciar las diferentes sensaciones y las maneras de despertar placer a través de los puntos más sensibles de nuestro cuerpo. Aprendemos también a detectar cómo responde nuestra piel y nuestro organismo y qué tipos de caricias nos proporcionan más excitación. Además, tenemos la ventaja de encontrarnos es un espacio seguro, sin la tensión que a veces nos puede suponer la sexualidad compartida. No tenemos prisa, no hay límites, nada importa en ese momento más que nuestro placer. Es el momento para recrearnos, descubrirnos y explorarnos. La masturbación es, a todos los niveles, la práctica en la que más se evidencia la importancia del autoerotismo.

De hecho, la importancia del autoerotismo es tal, que se desarrolla ya en la infancia, pasando por diferentes fases (oral, anal) antes de iniciarse la masturbación. Esto suele ocurrir al comenzar la pubertad, aunque depende de cada persona.  Es importantísimo vivir esta etapa libre de sentimientos de culpa, vergüenza o miedo. La autoexploración del cuerpo es crucial para el desarrollo de una sexualidad sana y consciente. Esto contribuirá a una mayor madurez sexual y por lo tanto, unas relaciones más equilibradas, libres y satisfactorias. Muchos de los problemas de disfunción sexual, anorgasmia, conductas hipersexualizadas o parafilias, provienen de una infancia con una educación sumamente represiva. Y lo peor es que no repercute solo en la vida sexual, también en la salud emocional y en la autoestima del individuo.

¿Qué dicen las estadísticas?

Aunque las cosas comienzan a cambiar, la sexualidad femenina siempre ha estado sujeta a fuertes tabúes. En nuestra sociedad, la masturbación masculina está mucho más aceptada que la femenina. Para poner este dato en cifras, recurriremos a un estudio bastante reciente que realizó un grupo de sociólogos norteamericanos de la Universidad de Chicago. La encuesta concluyó que solamente 4 de cada 10 mujeres (es decir, un 38%) se habían masturbado durante el año anterior. En el caso de los hombres la proporción era de 6 de cada 10 (un 61%). Los datos también fluctúan según la franja de edad. En dicho estudio se mostraba que los hombres comenzaban a masturbarse en la adolescencia y continuaban esta práctica hasta los 50 años. Sin embargo en las mujeres las sesiones de autoerotismo tenían su momento cumbre entre los 20 y los 39.

Poco a poco se van eliminando los prejuicios con respecto a los momentos íntimos de autocomplacencia en la mujer y cada vez son más las féminas que se animan incluso a hablar de ello con total naturalidad. La importancia del autoerotismo en la mujer traspasa la esfera íntima y repercute muy positivamente en las relaciones sexuales con otras personas, sean estas también mujeres, u hombres.

Te vas a quedar ciego

Por suerte, van quedando atrás las ideas poco científicas que desaconsejaban la masturbación. Hoy día, la importancia del autoerotismo está más que demostrada y se sabe que es algo saludable para todo el mundo. Lejos de provocar problemas mentales o físicos, contribuye al bienestar del individuo. Ayuda a aliviar el estrés y fortalece el sistema inmunológico. Además nos ayuda a afrontar el sexo en pareja con un mayor conocimiento del funcionamiento de nuestro cuerpo.

Así pues, podemos asegurar que el autoerotismo es una dimensión importante de la sexualidad humana. No hay motivo alguno para restringir este impulso. La masturbación no es una actividad perjudicial ni vergonzosa en absoluto. Nos proporciona la oportunidad de vivir nuestro deseo de manera deshinibida y disfrutar muy libremente de nuestro placer y nuestro orgasmo.

Desmontando mitos

Los principales mitos que empañan la importancia del autoerotismo, son los siguientes.

  • Es cosa de jóvenes. Como ya hemos visto poniendo un estudio como ejemplo, la masturbación entre adultos es bastante común, tanto en hombres como en mujeres.
  • Es malo para la salud. Esta falsa creencia está más que superada también. Todo lo que nos contaban nuestras abuelas, era mentira. Masturbarse es sano, siempre y cuando no se convierta en una actividad compulsiva o llegue a sustituir las relaciones sexuales compartidas. En este caso podría ser indicador de algún desajuste emocional que se puede solucionar con terapia o asesoría psicológica.
  • Los orgasmos no son iguales. Las fases de excitación y orgasmo son las mismas a sola que en pareja. El clímax alcanzado a través de la masturbación es igual de intenso. De hecho se puede incorporar como juego erótico dentro de la pareja. El resultado puede ser explosivo.
  • Es cosa de hombres. Como hemos visto, aún hay mujeres que, por temas de represión cultural, no han desarrollado su autoerotismo. Por fortuna,  es una situación que las nuevas generaciones están cambiando.
  • Es propio de personas solteras o solitarias. La vida íntima de cada miembro de la pareja es independiente de la intimidad común. Y en realidad, la necesidad de masturbación no desaparece aunque estemos en una relación estable. Es un buen recurso cuando uno de los dos no tiene ganas de sexo, o en casos de eyaculación precoz.

La importancia del autoerotismo

Obviamente, hay que entender que, aunque la importancia del autoerotismo sea grande, es finalmente una opción individual. Algunas personas, por diversas razones; sean personales, religiosas o culturales, deciden no practicar la masturbación.

En Farmacia Sexual animamos a aquellos a quienes les gusta explorar su propio placer, a continuar buscando nuevos estímulos. Por eso contamos con interesantes artilugios fabricados especialmente para proporcionar experiencias novedosas. Los varones pueden descubrir sensaciones increíbles con distintos tipos de masturbadores para el pene. Incluso aventurarse a excitar su punto P para lograr unos orgasmos mucho más intensos. Para ellas, las alternativas también son múltiples y para todos los gustos, desde balas para estimular con suavidad el clítoris, hasta dildos más menos realísticos con distintos niveles de vibración.

La masturbación y el desarrollo del autoerotismo, es un recurso infalible para lograr tu propio placer y hacerte sentir bien. Estarás cultivando tu vitalidad sexual y a la vez, tu salud física y emocional.

La importancia del autoerotismo
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

EL CLIP

El Clip Esta postura consiste en que el hombre se tumba de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *