Cómo reavivar una relación

reavivar una relación

Saber cómo reavivar una relación cuando esta empieza a declinar, es importante para poder salvarla a tiempo. Es un momento que deben afrontar la mayoría de las parejas. Un obstáculo que, una vez salvado, puede hacer que se refuerce aún más el vínculo

Cómo reavivar una relación

Al iniciar una relación, todos pretendemos alcanzar una meta.  Nos enamoramos y procuramos enamorar, cuidando a la otra persona, dándole lo mejor de nosotros. Le llenamos de promesas que aspiramos a cumplir.  Cuando todo esto es recíproco, ambos miembros de la pareja se impulsan hacia un futuro lleno de planes en común.  La vida de los dos se transforma en un proyecto hacia el que se camina día a día.

Sin embargo, con el transcurso del tiempo, las dificultades de la vida o la misma rutina, puede darse un estancamiento. El avance se detiene y el impulso que llevaban comienza a detenerse. Si no se resuelve rápido la ilusión comienza a desaparecer. Esta situación también es aplicable a la vida sexual de la pareja. Si no se afronta este declive con ánimo de superarlo, puede ser el fin de la relación. Pero si se trabaja en ello de forma consciente, puede quedarse en una crisis pasajera.

Cuando el sexo se vuelve rutina

No debemos sentirnos culpables reconociendo que el sexo era mejor al principio de la relación. Es algo perfectamente normal y con una sencilla explicación biológica. El cerebro hace que nos habituemos con relativa facilidad a los estímulos que recibimos del entorno. De esta forma, podemos prestar atención a otras cosas para mejorar nuestra adaptación. Es una cuestión evolutiva. Además, durante la etapa del enamoramiento y la pasión intensa del principio, vivimos en un estado de exaltación emocional. Esto nos priva de otros recursos cognitivos necesarios para la supervivencia. Es decir, que nos volvemos tontos pero solo de manera transitoria.

Superar una crisis sexual en la pareja

Si nos vemos abocados a una crisis sexual en la pareja y estamos resueltos a hacer todo lo posible para solucionarlo, debemos afrontar la situación desde dos vías. La primera es trabajar sobre el “yo” individual y la segunda es intervenir en el “nosotros” de la pareja.  En cuanto a la parte individual, lo primero es cortar de raíz los pensamientos negativos distorsionados. Evitar por ejemplo las generalizaciones del tipo “ya no le gusto”. O ideas pesimistas como “esto se acaba” y culpabilizadoras como “no puedo darle placer”.

Pero como el sexo, al menos en la pareja, es cosa de dos, no servirá de mucho que una de las partes se enfoque en hacer algunos cambios, si la otra parte no tiene el mismo objetivo. Para ello, es imprescindible, si se desea superar la crisis y reavivar una relación, que la pareja se siente a hablar del tema de forma abierta y seria. La comunicación sexual puede evitar malos entendidos y aliviar el estrés de la situación. Pero para ello es importante que ambos sean capaces de expresar sus emociones, sus miedos y sus pensamientos más íntimos.

Reconstruir la relación

Y es que es imposible avanzar y reavivar una relación tratando de adivinar lo que siente o desea la otra persona. Por eso cada miembro de la pareja tiene que tener claro en que punto se encuentra su compañero. Y desde ahí aplicar las soluciones más pertinentes.  Por ejemplo, una de las partes puede echar de menos los juegos de seducción que se han ido perdiendo por el camino. O sentir que la confianza ha provocado que la otra persona no cuide su aspecto tanto como antes, y esto le resulte desmotivador.

Decir estas cosas sin atacar ni culpabilizar, con cariño y respeto puede ser un buen comienzo. A partir de ahí, se pueden establecer objetivos, cinco como máximo. Cinco cambios que se desean introducir en la intimidad sexual. Al tener claras algunas metas y enfocarse en cumplirlas ya se estará produciendo un cambio de actitud casi tan importante como el objetivo en sí mismo.  De este modo se va reconstruyendo ese vínculo de intimidad, a través de un dialogo conciliador, mostrando confianza en el otro y apostando por la relación con cariño, paciencia y optimismo.

Terapia sexual

Otra posible opción a tener en cuenta es recurrir a un especialista sexólogo para reavivar una relación. Sobre todo cuando la pareja se da cuenta de que ha llegado a una situación que se escapa de todo control. El asesoramiento de una persona externa puede ser muy positivo porque además ofrecerá una visión que llega desde una perspectiva completamente objetiva. La terapia psicológica todavía está envuelta en el prejuicio. Todavía hay quien cree que es una alternativa para casos extremos o los que sienten que es un imposible y que “un desconocido” no va a poder hacer nada.

Obviamente un sexólogo o un psicólogo especialista en problemas de pareja tampoco es un mago con una varita mágica. Ellos nos pueden ayudar a comunicarnos mejor, a entender las necesidades del otro y las propias y a encontrar herramientas para gestionar las dificultades. El trabajo de aplicar todas las soluciones que el terapeuta nos propone, es un esfuerzo que le toca realizar a la pareja, juntos y por separado. A veces, el solo hecho de tomar la decisión de acudir a un profesional puede hacernos entrar en pánico.

De alguna forma es como el último comodín posible antes de asumir que la relación ha llegado a su fin. Pero la experiencia suele ser muy positiva. Más aún si no se espera a que la crisis llega a un punto verdaderamente alarmante. La pautas que nos proporcione el terapeuta, pueden marcar un antes y un después y, de hecho, serán “trucos” que nos servirán toda la vida.

En Farmacia Sexual contamos con una amplia variedad de productos perfectos para reavivar la llama y evitar el declive sexual en la relación. Es interesante recurrir a juguetes para luchar con esa rutina que es la principal enemiga del sexo. Una idea original y sexy, es crear una especie de caja de los deseos. Cada miembro de la pareja depositará notas con las fantasías y deseos que le apetece llevar a cabo.  Cuando se presente el momento adecuado, se toma una nota al azar y, ¡a divertirse!

Cómo reavivar una relación
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

¿Madurez sexual o crisis de los 40?

Con la entrada en la cuarentena llega la madurez sexual. Sin embargo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *