El penecentrismo en las relaciones sexuales

El penecentrismo en las relaciones sexuales

Nuestra sociedad, poco a poco, va dejando atrás algunos tabúes que nos han marcado desde la infancia. Sin embargo, todavía nos queda mucho por aprender. El penecentrismo en las relaciones sexuales sigue estando muy presente, y resulta limitante tanto para hombres como para mujeres.

Qué es el penecentrismo en las relaciones sexuales

Cuando hablamos de penecentrismo en las relaciones sexuales nos referimos a la importancia que se le da al pene. Una costumbre que comienza a arraigarse durante la educación sexual y que se ve reforzada con la pornografía. Además, al vivir en una sociedad profundamente machista y patriarcal en la que el falo representa fuerza, poder y virilidad, se dejan de lado otros aspectos importantes de la sexualidad.

En la escuela, cuando aprendemos anatomía, nos enseñan la función reproductora del pene y la vagina. Por otra parte, al ser los genitales masculinos externos, resultan más sencillos de comprender.

El desconocimiento del propio cuerpo y la sexualidad nos lleva a buscar información en la pornografía. Una fuente que poco tiene que ver con la realidad del sexo y la obtención de placer a través de nuestros cuerpos.

El penecentrismo en las relaciones sexuales es el eje central de la pornografía. Mujeres que se prestan pasivas a todo tipo de penetraciones y hombres con erecciones fuertes deseosos de embestir todo lo que puedan.

¿Qué sucede entonces cuando llegamos a la vida adulta? Pues sucede que ni ellas disfrutan únicamente con la penetración ni tampoco ellos consiguen siempre erecciones sobresalientes. El penecentrismo en las relaciones sexuales repercute negativamente tanto en la sexualidad de ellos como en la de ellas.

A continuación veremos cómo afecta el penecentrismo en las relaciones sexuales. Por un lado, desde el punto de vista de los hombres y, por otro, desde el de las mujeres. Superar esta limitación impuesta nos permitirá disfrutar enormemente de nuestra sexualidad al obtener más placer.

El penecentrismo en las relaciones sexuales: las mujeres

La penetración como mito

De la boca de más de un hombre ha salido eso de que, si a ellas no les gustase la penetración, no la pedirían, ni tampoco muchos vibradores tendrían forma de falo. Hay que dar aquí una rápida explicación sobre el significado de los términos.

Que la principal fuente de placer de la mujer sea el clítoris y que se necesite, en la mayoría de los casos, su estimulación para obtener el orgasmo, no significa que no se disfrute con la penetración. El penecentrismo en las relaciones sexuales, representa del ego de muchos hombres, que tiene miedo de sentirse desplazado.

En cuanto a los vibradores, estos, como el pene, tienen una forma que se adapta a la de la vagina, pero no todos son una réplica de un falo. En cualquier caso, nuestra especie consta de hombres y mujeres, por lo que es normal que un pene produzca excitación a las mujeres. Incluso cuando se trate de mujeres lesbianas, pueden utilizarse juguetes eróticos con forma de pene, sin que eso implica que se desee a un hombre.

Prestar atención al clítoris

La sexualidad es demasiado compleja y variada como para reducirla al penecentrismo en las relaciones sexuales. Esta obsesión por el falo hace que se descuiden los juegos preliminares, el sexo oral y la estimulación directa del clítoris durante el coito.

Todavía hoy existen hombres que se llevan las manos a la cabeza cuando una mujer muestra su deseo de acariciarse. Para todos ellos, en el blog de Farmacia Sexual disponemos de información variada sobre multitud de temas relativos a la sexualidad, con el fin de derribar tabúes y mitos y poder disfrutar de una sexualidad libre y plena.

El penecentrismo en las relaciones sexuales es una limitación para el placer. Centra el sexo en el placer de los hombres, a través del falo únicamente.

El penecentrismo en las relaciones sexuales: los hombres

Conocerse a uno mismo

En el sexo, la satisfacción de ambos es importante, y si queremos ser buenos amantes, conviene saber cómo proporcionar placer a una mujer (en las relaciones heterosexuales) y cómo obtener el propio. De hecho, para poder disfrutar del sexo en pareja, antes debemos conocer cómo funciona nuestro propio placer.

El penecentrismo en las relaciones sexuales limita la satisfacción de los hombres de dos formas diferentes. Por un lado, la expectativa de una erección firme y duradera causa estrés en ellos y los somete a una presión innecesaria. Si se incluyesen otro tipo de prácticas en el sexo, la atención se dirigiría también a otras partes del cuerpo.

Por otra parte, la próstata es una zona erógena muy importante de la anatomía masculina. Fuente de gran placer, es una gran desconocida para los hombres heterosexuales. Son pocos quienes se atreven a descubrir esta región, ya que el sexo anal está reservado para la homosexualidad o para las féminas.

El coito con objetivo final

Con el penecentrismo en las relaciones sexuales, el contacto físico entre dos personas rápidamente deriva en coito. Esto es, en la penetración. Aunque ellos disfrutan con esta práctica, el pene no siempre responde como se quiere. Todos los hombres, con independencia de su edad o condición, experimentan algún tipo de disfunción sexual en algún momento de sus vidas. ¿No viviríamos más tranquilos si supiésemos que esto no sería un impedimento para disfrutar del sexo?

El sexo requiere de imaginación y debe ser experimental. Dejarnos llevar sin querer controlar nada o sin recurrir a lo que hemos aprendido con anterioridad nos permitirá derribar muros y descubrir formas de obtener placer que no conocíamos.

Otras vías para vivir la sexualidad

En el sexo no hay nada escrito. Es hora de dejar a un lado el penecentrismo en las relaciones sexuales y abrirnos a experimentar. Nuestro cuerpo está lleno de zona erógenas, y hay una enorme variedad de prácticas que resultan placenteras.

La comunicación en la pareja es una forma de poner sobre la mesa estas limitaciones. Así como una puerta abierta para salir de la rutina y buscar otras vías que nos proporcionen placer.

Consulta nuestro blog y nuestra zona sex shop y descubre todas posibilidades que hay en el sexo. El penecentrismo en las relaciones sexuales debe superarse si queremos disfrutar al máximo de nuestra sexualidad.

El penecentrismo en las relaciones sexuales
5 (100%) 1 vote
Written By
More from farmaciasexual

El penecentrismo en las relaciones sexuales

Nuestra sociedad, poco a poco, va dejando atrás algunos tabúes que nos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *