Sexsomnia: relaciones sexuales mientras se duerme

Sexsomnia: relaciones sexuales mientras se duerme

Aunque no se trata de un trastorno común, lo cierto es que hay personas que mantienen relaciones sexuales mientras se duerme. También llamada sonambulismo sexual, la sexsomnia se da en personas con antecedentes de terrores nocturnos. ¿La conocías?

Qué es la sexsomnia

La sexsomnia es una patología que se presenta en muy pocas personas, pues hay registrados menos de un centenar de casos. Sin embargo, es un trastorno del sueño que existe y que es una variante de los llamados despertares confusos. Se encuentra agrupado dentro de la parasomnia durante la fase de sueño NREM.

Aunque tiene un carácter sexual, puesto que se mantienen relaciones sexuales mientras se duerme, el proceso difiere de aquel relacionado con las eyaculaciones nocturnas o con la hipersexualidad. Asimismo, los síntomas de este trastorno pueden coincidir con los de otras parasomnias como el sonambulismo.

¿Y qué son las parasomnias? Pues consisten en comportamientos extraños que pueden ser de tipo sensorial, autonómico o motor. Estos suceden durante el propio sueño, en el adormecimiento o cuando la persona se despierta.

En el caso de la sexsomnia, se mantienen relaciones sexuales mientras se duerme. También, se muestran conductas sexuales involuntarias en la fase de sueño profundo o NREM. Suelen ser inapropiadas, pero la persona no es capaz de recordarlas al día siguiente. Tal y como sucede con el sonambulismo.

Aunque se da con mayor frecuencia en hombres, también puede aparecer en las mujeres. En cuanto al trastorno en sí, las relaciones sexuales mientras se duerme podrían darse tanto una única vez a la semana como en repetidas ocasiones.

Las causas que desencadenan estas acciones pueden ser la propia falta de sueño o algo tan sencillo como el contacto físico mientras se duerme con la pareja. El consumo de alcohol también puede repercutir en la aparición del trastorno.

Características de las relaciones sexuales mientras se duerme

Como decíamos, mantener relaciones sexuales mientras se duerme es más frecuente en hombres que en mujeres. Siempre dentro de la rareza de este tipo de trastorno del sueño. Sin embargo, las características difieren bastante en cada sexo.

Así, en el caso de los hombres que mantienen relaciones sexuales mientras se duerme, estos intentan llegar al coito o, al menos, acariciar la zona genital o el pecho de sus parejas o de la persona con la que duerma.

Cuando se trata de mujeres, las relaciones sexuales mientras se duerme no llegan a darse como tal. La conducta sexual suele limitarse al lenguaje, con provocaciones o gemidos, entre otros, y a la masturbación.

En ambos casos, no se recuerda nada al día siguiente. Del mismo modo, estas personas tampoco son conscientes de los actos que llevan o que intentan llevar a cabo. Como el sonámbulo que se levanta de la cama y camina por la casa, los sexsomnes buscan mantener relaciones sexuales mientras se duerme.

La diferencia de las personas sonámbulas con aquellas que mantienen relaciones sexuales mientras se duerme, es que su trastorno tiene mayor aceptación. Sin embargo, las sexsomnes no suelen acudir al médico en busca de ayuda por temor o por vergüenza. Esto significa que el porcentaje de personas que sufren este trastorno es mayor que las cifras conocidas.

El diagnóstico de la sexsomnia

La sexsomnia o el trastorno por el que se mantienen relaciones sexuales mientras se duerme fue reconocido como tal hace poco más de una decena de años. Sus síntomas, y los motivos por los que se logra el diagnóstico correcto, suelen ser detectados por aquellas personas con las que conviven.

La búsqueda de las relaciones sexuales mientras se duerme, en el caso de los hombres, suelen tener un carácter bastante agresivo. Esta actitud es la que hace que sus parejas o equivalentes se den cuenta de que algo extraño sucede.

Sin embargo, para poder diagnosticarse correctamente hay que llevar a cabo la polisomnografía. Esta prueba registra la actividad cerebral durante el sueño, así como los movimientos oculares. Se lleva a cabo tras una entrevista con el paciente y su pareja, y cuyo fin es descartar el consumo de sustancias tóxicas que puedan afectar o motivar las relaciones sexuales mientras se duerme.

Las causas de la sexsomnia siguen siendo desconocidas, pero hay una relación con los terrores nocturnos y con el sonambulismo. El tratamiento para este trastorno consiste en fármacos o en terapia con un psicólogo, así como una serie de pautas para mejorar el descanso.

Para evitar los intentos de mantener relaciones sexuales mientras se duerme se utilizan las benzodiacepinas, como Valium u Orfidal. También se emplean antidepresivos. De igual modo, se recomienda no utilizar estimulantes antes de irse a dormir. No obstante, en función de cada caso, las medidas a tomar podrán diferir.

Desencadenantes de la sexsomnia

Existen una serie de desencadenantes que puede provocar el querer mantener relaciones sexuales mientras se duerme. Los más comunes son la falta de sueño y de descanso reparador, el agotamiento, el estrés y la ansiedad, la falta de rutina en los horarios y el consumo de alcohol y otras sustancias, entre otros.

En cuanto a las enfermedades que pueden propiciar la aparición de este trastorno encontramos la apnea obstructiva del sueño, el reflujo gastroesofágico, el intestino irritable, la enfermedad de Crohn, la colitis, úlceras, epilepsia, el Parkinson, los trastornos disociativos del sueño y también algunos medicamentos para la depresión y la ansiedad.

Con respecto a la sintomatología, que puede aparecer en combinación con otros trastornos, tenemos los gemidos, las caricias y la masturbación, el ritmo cardíaco acelerado, orgasmos espontáneos, el empuje pélvico, los ojos en blanco en el acto sexual, imposibilidad de despertarse durante este y la incapacidad para recordar qué ha sucedido.

Intentar mantener relaciones durante el sueño puede acarrear complicaciones, incluso de tipo legal. Aunque se trate de nuestra pareja, consiste en un acto no solicitado y que carece del consentimiento de la otra persona. No obstante, la responsabilidad judicial es compleja al estar inconsciente.

Como siempre decimos, el sexo debe ser consentido, y todo lo que hagamos debe satisfacer a todas las partes implicadas. Si has intentado mantener relaciones sexuales mientras se duerme, consulta a un especialista. Si por el contrario disfrutas de sexo con total consciencia, visita nuestra zona sex shop y ábrete a nuevas posibilidades.

Sexsomnia: relaciones sexuales mientras se duerme
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

La importancia del perineo en el sexo

¿Eres consciente de la importancia del perineo en el sexo? En nuestra...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *