Cómo conseguir un multiorgasmo

cómo conseguir un multiorgasmo

Te contamos cómo conseguir un multiorgasmo. Este es un fenómeno que se produce en las mujeres cuando experimentan varios orgasmos en el mismo acto sexual.

Muchas personas piensan que es una especie de mito, igual que el squirting, o una capacidad especial reservada a unas pocas afortunadas. Sin embargo, dicen los expertos que todas las mujeres pueden llegar a ser multiorgásmicas. El cuerpo de la mujer no está limitado, como el del hombre, a disfrutar de un solo orgasmo. Es decir que, por naturaleza, toda mujer tiene la capacidad de disfrutar de varios orgasmos consecutivos. Para lograrlo, debemos entender que la sexualidad es una capacidad que se puede ir desarrollando, y que requiere entrenamiento y aprendizaje. Aunque la respuesta sexual también depende de otros factores como la edad, la motivación con la pareja, el estado físico, las expectativas, etc. Esto quiere decir que aunque no logres el multiorgasmo hoy, tal vez puedas experimentarlo en el futuro.

Fases del multiorgasmo

Si deseas saber cómo conseguir un multiorgasmo, hay que empezar por conocer como funciona el mismo. Realmente, los orgasmos múltiples, no son distintos a un orgasmo simple. Se generan de la misma forma, solo que el multiorgasmo hace que el momento del clímax se prolongue y se intensifique. Las fases del orgasmo son las siguientes:

  • Deseo sexual. Durante esta fase se despiertan los impulsos que estimulan el inicio del acto sexual.
  • Excitación. En este momento el cuerpo empieza a experimentar algunos cambios físicos como tensión muscular, aumento de la temperatura, inflamación de los genitales. Conviene darle tiempo a este proceso para que la excitación aumente todo lo posible. Los preliminares tienen esa importantísima función y llegan a definir la calidad del resto del encuentro.
  • Meseta. Durante esta fase, la excitación alcanza su punto álgido. Los cambios fisiológicos son más bruscos y evidentes, el corazón empieza a bombear más rápidamente, los órganos sexuales se dilatan todavía más y se presentan una serie de contracciones involuntarias.
  • Orgasmo. Cuando la estimulación se sigue realizando de forma correcta (a través del clítoris en el caso de la mujer) la excitación alcanza el clímax. Entonces se experimenta una fuerte sensación de placer y alivio que recorre el cuerpo entero.
  • Resolución. Durante esta fase, el cuerpo regresa poco a poco a su estado de relajación normal.

¿Y los hombres?

Existen evidencias de que algunos hombres también pueden experimentar el multiorgasmo. Aunque es más raro, ya que el varón necesita dejar pasar un tiempo después de la fase de resolución, para poder recuperarse. Por el contrario, la mujer no necesita tomarse ese tiempo, excepto que esté cansada.

Puede volver a comenzar a experimentar las fases del orgasmo inmediatamente después de haber tenido uno. Incluso pueden quedarse durante largo tiempo en la fase de meseta y experimentar varios orgasmos, sin pasar a la fase de resolución. La anatomía femenina ha tenido la suerte de recibir ese privilegio. La capacidad orgásmica de la mujer es ilimitada por lo que, en teoría, todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas. Solo falta que cada mujer aprenda cómo conseguir un multiorgasmo.

Cómo se siente un multiorgasmo

Como decíamos, una mujer, tras el orgasmo, no pasa inmediatamente a la fase de resolución. Puede tardar hasta 15 minutos en volver a un estado de relajación completa. Durante este tiempo, con la estimulación adecuada, la mujer puede volver a alcanzar el clímax varias veces más. Pero, como es posible que algunas mujeres tengan dificultades para identificarlo, estas son las señales más claras.

  • El multiorgasmo u orgasmo secuencial, se experimenta en una sola sesión sexual, sea a través de la masturbación o en pareja.
  • Se estima que un orgasmo sencillo tiene una duración de entre 3 y 10 segundos. Sin embargo el múltiple dura más.
  • Se siente como una ola, con picos álgidos de placer que fluctúa
  • Los espasmos involuntarios que se producen en la zona genital pueden presentarse más seguidos. Normalmente se producen a un ritmo de una contracción por segundo, sumándose entre 3 y 12 durante el orgasmo. En el transcurso del multiorgasmo, esta frecuencia puede llegar más acelerada por lo que las sensaciones serán más intensas.

Entonces, ¿por qué no todas las mujeres experimentan multiorgasmos?

De la teoría a la práctica suele haber un abismo, ciertamente. Los factores que contribuyen a determinar la intensidad de un encuentro sexual, son múltiples. Por ejemplo, según en qué periodo del ciclo menstrual se encuentre la mujer, estará más sensible físicamente o más predispuesta biológicamente, a mantener relaciones sexuales. También existen muchas restricciones a nivel moral que impiden que la sexualidad femenina se desarrolle plenamente. Esto impide a la mujer saber cómo conseguir un multiorgasmo. La presión estética que sufre la mujer, la hace más proclive a padecer problemas de autoestima y esto puede repercutir en una vida sexual más limitada.

Otras causas, como el desconocimiento del cuerpo femenino y los mecanismos de su placer, hacen que muchas mujeres se resignen a un único orgasmo, si es que tienen suerte de alcanzarlo. En muchos casos la estimulación es escasa e incorrecta, ya que la mayoría de las relaciones sexuales están prácticamente reducidas al coito. Y una vez que el hombre eyacula, se acaba la función. Por último, el cansancio, el estrés y la vida sedentaria, hacen que dejemos un poco de lado el trabajar el erotismo, e impiden que le saquemos el máximo partido a nuestros cuerpos.

Cómo conseguir un multiorgasmo

  • Lo más importante es experimentar y autoconocerse por lo que la masturbación es la mejor forma para identificar cómo reacciona el cuerpo a cada estímulo que le aplicamos. Estas son algunas pautas que pueden ayudar:
  • Tras el primer orgasmo, no presiones el clítoris directamente. Muchas mujeres no soportan el contacto sobre su clítoris después del orgasmo o necesitan estimularlo mucho más suavemente.
  • Después de cada orgasmo, estimula tu cuerpo como si empezaras de nuevo.
  • Prueba con lo que se conoce como “sandwich de clítoris”. Esto se hace apretando los labios de la vulva con los dedos y moverlos para estimular el clítoris de forma indirecta. Es una forma eficaz de alcanzar un segundo orgasmo.
  • Practica mucho a solas para poder darle a tu pareja instrucciones específicas. Recuerda que una buena comunicación es la clave de todo éxito. En la cama y en la vida.
  • Utiliza algún producto de ayuda como geles de calor o potenciadores del orgasmo femenino. Puede resultar toda una experiencia.

En Farmacia Sexual aspiramos a que todas las personas, hombres y mujeres, descubran todo su potencial para que disfruten de un sexo cada vez mejor.

Cómo conseguir un multiorgasmo
5 (100%) 1 vote
Written By
More from farmaciasexual

El horóscopo y el sexo

El horóscopo no es ciencia, pero es muy divertido. Quizá pueda darnos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *