Tiendas eróticas: aliadas del sexo

Tiendas eróticas: aliadas del sexo

Hasta hace no tanto, las tiendas eróticas o sex shops tenían una imagen que rayaba lo marginal. La gente pasaba por delante mirando de soslayo, con una mezcla de curiosidad y rechazo. Los que acudían, lo hacían a escondidas tratando de evitar ser visto por algún conocido.  Por suerte, ahora mismo este tipo de comercios, tanto físicos como online, son mucho más comunes gracias a propuestas como los tupper sex. Estas divertidas reuniones desenfadadas entre amigas tienen el objetivo de compartir experiencias y consejos que enriquezcan la vida sexual. También pretenden dar a conocer las últimas novedades en cuanto a juguetes eróticos. Así pues, hoy día el tabú de las sex shop ya no existe y la gente se interesa y adquiere este tipo de merchandising sin ningún tipo de complejo.

Los establecimientos propiamente dichos también han pasado por una gran transformación. Antes eran locales oscuros con muros desnudos y puertas opacas que escondían lo que había en su interior. Parecían algo clandestino y vergonzoso. Ahora las tiendas lucen escaparates luminosos y llamativos donde podemos ver expuestos todo tipo de artilugios, más o menos explícitos. De forma paralela al cambio de mentalidad del cliente, las sex shop se han abierto al mundo con total naturalidad.

Sex shops: aliadas del sexo

Las tiendas eróticas ofrecen muchas utilidades a su público. Por una parte nos proveen de una serie de productos que aportan un punto de novedad a nuestras relaciones sexuales. El enemigo principal de una vida sexual plena es la monotonía. Y sin embargo es fácil que las parejas, al cabo de un tiempo, acaben transformando su vida íntima en algo rutinario y mecánico. En este sentido las sex shops son un enorme bazar del sexo, donde podremos encontrar desde productos para masajes, hasta kits de bondage, pasando por lencería sexy o juegos picantes.  Las tiendas eróticas cuentan con todo un arsenal de artilugios ideados para estimular los sentidos. Pero además, también aportan ideas nuevas para incorporar a unas relaciones que tal vez necesiten algo más de chispa.

Por otra parte, además de su vertiente lúdica, las sex shop también sirven a modo de farmacia para proporcionar terapias sexuales. Muchos de los responsables de estos comercios, procuran estar bien informados y para ello contactan con terapeutas sexuales para recibir asesoramiento. Así pueden presentar a sus clientes los productos idóneos para tratar determinadas disfunciones sexuales.

Tiendas eróticas: contras

Llegados a cierto punto, la oferta de las sex shop podrían convertirse en algo negativo en la sexualidad. Esto podría ocurrir si en vez de entenderlo como un complemento aliado, lo llegamos a transformar en un fetichismo del que no podemos prescindir para tener sexo satisfactorio. Una pareja puede jugar a esposarse a la cama para realizar una fantasía. Y a la vez pueden ser capaces de gozar de una relación sexual sencilla con la postura del misionero. En este caso los juguetes eróticos son unos aliados que aportan una novedad excitante en la pareja.

Sin embargo, aquellos que no consiguen llegar a excitarse sin sacar algún artilugio BDSM, deberían plantearse si no han traspasado la línea del abuso. Si ambos están de acuerdo, no supondría ningún problema, desde luego. Pero entendemos que las tiendas eróticas ofrecen productos de atrezzo sexual que no deberían convertirse en el eje alrededor del cual gire el sexo.

Generar exclusividad con determinados objetos o performances eróticas puede convertirse en un problema.

El juguete erótico para terapia sexual

Como decíamos antes, usar juguetes eróticos puede ser muy beneficioso en las relaciones de una pareja. Lo que se conoce como cosmética sensorial, aporta una interesante estimación extra. Y los artilugios como vibradores, strapons, dildos o plugs, le pueden dar un toque totalmente diferente a cualquier relación sexual. En muchas terapias de pareja están recomendados porque ayudan a reavivar la llama y escapar de la rutina. Además, algunos juguetes sexuales nos permiten estimular zonas que no logramos alcanzar por nosotros mismos. Esto nos llevará a descubrir nuevas y desconocidas fuentes de placer.

Los beneficios comienzan en el momento en que se decide comprar un juguete sexual. Si no estamos muy habituados y es algo demasiado novedoso, lo haremos de forma online. Así podemos comparar productos y ver las opiniones de los usuarios. Pero si lo hacemos en una tienda física, la experiencia será toda una aventura. Las visitas a estos establecimientos son hoy día muy agradables. Incluso podemos informarnos sobre cursos o talleres sobre sexualidad muy interesantes. Además, el diseño de los juguetes modernos es divertido, estético y existen opciones para todos los gustos y todas las anatomías.

Huelga decir que ante cualquier disfunción sexual, lo primero será acudir a un especialista.

Juguetes para ellos

Lo que suele recomendarse a los hombres en terapia sexual son juguetes que les ayuden a tener unas relaciones sexuales menos centradas en los genitales y en el coito. Por ejemplo, el uso de aceites de masaje o geles de sabores. Son un gran estímulo para jugar durante los preliminares.

También hay productos como cremas y lubricantes cuyos componentes aumentan la sensibilidad del miembro. Esto puede resultar de gran ayuda a aquellos a los que les cueste eyacular. Por el contrario, los que necesitan retardar su orgasmo también tienen grandes aliados en las tiendas eróticas. Encontrarán preservativos y geles que actúan como una especie de anestésico para que el pene pierda algo de sensibilidad y así poder retrasar un poco la eyaculación.

Otro tipo de sex toys que resultan muy beneficiosos en terapia sexual son los masturbadores para hombres. Son suaves artilugios de silicona que se colocan sobre el pene, provocando estímulos muy intensos. Se recomiendan para hacer ejercicios de control de la eyaculación ya que la sensación es similar a la de una vagina. Así, el hombre puede entrenar en solitario teniendo una experiencia lo más realista posible.

Juguetes para ellas

Los principales problemas de la mujer a nivel sexual son la baja libido y la dificultad para alcanzar el orgasmo. El deseo se genera en la mente por lo que las tiendas eróticas son una gran oferta de estímulos. Visitar una sex shop, online o física, ya supone un pequeño giro en la rutina y genera ciertas expectativas muy favorables para encender el deseo. 

Para favorecer el orgasmo, existe una amplia gama de cremas, geles y lubricantes que ayudan a aumentar la sensibilidad del clítoris. Y por supuesto, los juguetes estrella son los dildos y los vibradores. Existen multitud de diseños, en función de las áreas que se deseen estimular. Son un estupendo complemento para utilizar en solitario o en pareja.

En Farmacia Sexual tenemos un montón de productos y juguetes pensados para enriquecer tu vida íntima.  Encontrarás artículos de primeras marcas, que trabajan con materiales de primera calidad. Además, contamos con el Sello de Confianza Online, que nos acredita como Empresa Segura en Internet.

Tiendas eróticas: aliadas del sexo
5 (100%) 1 vote
Written By
More from farmaciasexual

LA FUSIÓN

La Fusión Él se sienta con las piernas abiertas y recostado un...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *