Juguetes para el sexo lésbico

Juguetes para el sexo lésbico

Las relaciones sexuales pueden ser tan tradicionales o tan interesantes como queramos, independientemente de que sean heterosexuales u homosexuales. Puesto que en Farmacia Sexual tenemos una gran variedad de productos, hoy queremos hablar de los juguetes para el sexo lésbico.

Juguetes para el sexo lésbico

Uno de los principales enemigos de la diversión, por no decir el número uno, es la monotonía. Aunque a veces pueda resultarnos complicado innovar o encontrar la manera de hacer que el sexo sea diferente, lo cierto es que existe una infinidad de herramientas.

Además de aprender a dejarnos llevar y explorar otras partes del cuerpo, así como otras posturas, también podemos incluir juguetes. Los juguetes para el sexo lésbico rompen también con el mito de que las lesbianas solo practican la tijera y el cunnilingus.

Si bien es cierto que ambas son prácticas muy satisfactorias, el abanico de posibilidades se amplia con los juguetes para el sexo lésbico. Existe una enorme variedad; no obstante, los más utilizados son los vibradores y los dildos.

Si quieres tener una experiencia divertida  para el recuerdo, prueba a sorprender a tu pareja con alguno de los juguetes para el sexo lésbico que te proponemos a continuación.

Dildos dobles

Uno de los más populares juguetes para el sexo lésbico son los dildos dobles. Sin embargo, son también los que más discusiones despiertan. ¿A qué se debe la polémica? Pues a que tienen la forma de un pene.

Hay que recordar que estos objetos no son un sustituto de un pene ni implican que te sientas atraída por ellos. Estos dildos tienen simplemente una forma adaptada a la vagina. También, igual que una mujer heterosexual puede tener una fantasía con una mujer sin ser lesbiana, estas pueden utilizar estos juguetes para el sexo lésbico sin que esto signifique que realmente te gustan los hombres. De hecho, no hay muchas semejanzas entre un juguete de goma y un ser humano. Relacionar los dildos dobles con penes es solo una manera de limitar el placer a las mujeres lesbianas.

Lo mejor que podemos hacer es dejar los tabúes y los debates fuera de la cama y centrarnos en disfrutar como más nos apetezca. Los dildos dobles son uno de los juguetes para el sexo lésbico más divertidos. Libres de phalatos y de látex, son hipoalergénicos y muy seguros. Las medidas son 40,5 cm de largo y 5 de ancho.

Un dildo doble te permite disfrutar al mismo tiempo que tu pareja. Además, la forma en que tú te muevas afectará también a las sensaciones que experimente ella. Otra opción es utilizar un dildo normal. Podemos encontrarlos en una amplia variedad de formas, tamaños e incluso colores. Por ejemplo, los hay que se asemejan a una banana.

Arneses

Otro de los juguetes para el sexo lésbico que no puedes perderte son los arneses. Diseñados en vinilo, cuentan con correas totalmente ajustables y que se adaptan a tu cuerpo. Con tallas que van desde la S hasta la XL, son muy resistentes y soportarán hasta el sexo más intenso.

Estos juguetes para el sexo lésbico incluyen un dildo que puede utilizarse también por separado. La base viene con succión y permite que la sujeción sea óptima para la penetración. Esta podrá ser más dura o más suave sin que afecte para nada al arnés.

La unión de las correas está asegurada con hebillas de metal, lo que permite que no se suelten con la intensidad. El dildo se mantiene en posición recta gracias a las correas con velcro. Podemos encontrar estos arneses con diferentes medidas del dildo. Las medidas oscilan entre 17 y 23 cm.

Bolas chinas

El tercero de los juguetes para el sexo lésbico son las famosas bolas chinas. Como su nombre indica, se trata de dos o más bolas sujetas unas con otras y que se introducen en la vagina. Estas permiten crear un vacío en el interior de esta, que con el movimiento producen una vibración que resulta muy placentera.

Además de las bolas chinas, podemos encontrar también las bolas tailandesas. La diferencia es que estas últimas están orientadas al sexo anal. Por tanto, pueden perfectamente ser otro de los juguetes para el sexo lésbico.

Las bolas chinas, además de para dar placer, también se utilizan para realizar ejercicios vaginales. Puesto que vienen en diferentes tamaños, permiten contraer la vagina para fortalecer el suelo pélvico. Cuando más pequeña sean las bolas, mayor esfuerzo tendremos que realizar. Suelen recomendarse tras el parto o cuando por algún motivo la musculatura se ha debilitado.

Balas vibradoras

Hace un tiempo os presentamos las balas vibradoras. Este pequeño artefacto es capaz de dar una cantidad de placer extraordinaria. Y es por esto que es otro de los principales juguetes para el sexo lésbico.

Las balas vibradoras vienen también en diferentes tamaños, colores y con funciones que pueden variar. Eso sí, todas están pensadas para que obtengas la mayor satisfacción, tanto sola como con tu pareja. Además, al ser de pequeño tamaño son perfectas para llevarlas en el bolso.

Dependiendo de la forma que tengan, pueden utilizarse para estimular diferentes zonas erógenas. Así, las más pequeñas suelen emplearse para la estimulación directa del clítoris. Aquellas que traen una forma más alargada se utilizan para estimular el punto G.

Un juguete bastante similar es el huevo vibrador. La diversión de este reside en que viene acompañado de un mando. Así, se introduce el huevo en la vagina y, con control remoto, podemos estimularlo de la manera en que más nos guste. Es quizás uno de los juguetes para el sexo lésbico que más morbo puede dar, ya que puedes llevártelo puesto y dejar que tu pareja te sorprenda con vibraciones placenteras cuando más le apetezca.

Los juguetes para el sexo lésbico son ilimitados, y dependen de nuestra imaginación y de nuestra capacidad para experimentar. Echa un vistazo a todas las opciones propuestas y descubre por ti misma todas las variantes que existen. A base de mirar, elegir y probar descubrirás todo un mundo de sensaciones que no conocías. Ni tú ni tu pareja.

Juguetes para el sexo lésbico
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Sexo durante la menopausia: qué cambia

Durante nuestra vida pasamos por diferentes etapas que afectan a nuestro cuerpo....
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *