Anorexia y bulimia sexual

anorexia y bulimia sexual

Anorexia y bulimia sexual son conceptos extraídos de la psiquiatría que hacen referencia a una serie de trastornos alimentarios. Los expertos en sexología están comenzando a utilizarlos de forma habitual para referirse a ciertas conductas sexuales. En el primer caso, aparece una renuncia a las relaciones sexuales. Se estima que lo padece hasta un tercio de la población. En el segundo se manifiesta un abuso compulsivo del sexo. Si piensas que puedes estar padeciendo alguno de estos trastornos, no dudes en consultar a tu médico.

Anorexia sexual

Cuando nos referimos a la anorexia en referencia a los trastornos de la alimentación, hablamos de un fuerte temor y rechazo a aumentar de peso. Esto ocurre aunque el peso sea normal o por debajo de lo aconsejable. Además es una alteración de la percepción de la propia imagen de la persona que lo sufre, que tiene una percepción de su cuerpo que no se ajusta a lo objetivo. En el ámbito sexual se da una analogía muy similar. La anorexia sexual implica el rechazo y la evitación del sexo, ya sea a través de relaciones con otras personas o de masturbación.  Cuando se produce algún contacto sexual, no son capaces de disfrutarlo. Por el contrario, suelen provocar una profunda desazón emocional con sentimientos como rabia, culpabilidad, vergüenza o enfado.  Esto provoca que el paciente tienda al aislamiento, para así evitar situaciones que le lleguen a provocar ansiedad.

El perfil psicológico de las personas con anorexia sexual suele ser de baja autoestima. Presentan una enorme inseguridad en relación a sus cuerpos y son incapaces de aceptar sus defectos físicos. Son perfeccionistas y se exigen tanto, que el miedo a no ajustarse a sus propias expectativas, les paraliza. Es común que sientan que han sido rechazados o incluso abusados, lo cual puede ser real o no. Para defenderse y protegerse desarrollan un mecanismo de rechazo de cualquier tipo de expresión sexual. Sienten terror de experimentar placer y tratan de alejar por todos los medios a todos aquellos en los que vean alguna intención sexual. Algunos, en los casos más graves, pueden recurrir a autolesionarse.

Causas de la anorexia sexual

Las causas que provocan anorexia y bulimia sexual pueden ser variadas. En muchos casos existe alguna experiencia traumática previa. Pero en otros, se trata de personas que han recibido una educación errónea, con un concepto negativo del sexo. Muchos de estos pacientes han crecido en familias disfuncionales con escasas manifestaciones de afecto.  La importancia de un enfoque responsable y natural del sexo es crucial para evitar trastornos sexuales. Una educación basada en la rigidez y el tabú, implica en el futuro, una herencia cargada de inseguridades y algún que otro trastorno de índole menor.

Bulimia sexual

Al igual que el trastorno alimentario, la bulimia presenta dos fases de compulsión. La primera es una ingesta de comida en forma de atracón descontrolado y extremadamente abundante. La segunda implica un comportamiento compensatorio a través del vómito, el uso de laxantes, ayunos, o quema excesiva de calorías. 

En el aspecto sexual también se comparte esa compulsión. Así que quien la padece, alternará periodos de gran actividad sexual con otros de total abstinencia. Quien sufre este trastorno vive inmerso en un círculo vicioso que le hace oscilar entre el deseo ansioso e irrefrenable de mantener relaciones sexuales y la angustia y la culpabilidad que le llevan a privarse de cualquier placer erótico. Cuando el paciente no tiene pareja o no encuentra con quien dar rienda suelta a su impulso, puede caer en hábitos masturbatorios compulsivos.  La bulimia sexual no está necesariamente vinculada con una libido alta.

Causas de la bulimia sexual

La finalidad del comportamiento bulímico no es buscar el placer físico y emocional que aporta el sexo. Para estas personas es un modo de aliviar la ansiedad que experimentan. A pesar de que la culpabilidad posterior por haber perdido el control, les conducirá a un nuevo ciclo ansioso. Al igual que en otro tipo de trastornos obsesivos compulsivos, el principal problema a tratar en la anorexia y bulimia sexual, es el de la ansiedad y la gestión emocional

Cómo tratar la anorexia y bulimia sexual

Se trata de dos trastornos sexuales complicados de tratar. Ambos esconden patrones de personalidad muy perfeccionista con tipos de pensamiento y conducta muy arraigados de los cuales es difícil llegar a desprenderse. Requiere un trabajo constante y prolongado para eliminar los hábitos adquiridos que resultan tan tóxicos. Por otra parte, es frecuente que las personas que sufren anorexia y bulimia sexual, no lleguen a ser conscientes de ello. Sienten que algo está mal en su vida, sufren un constante desasosiego y no son felices, pero no llegan a identificar la causa. Y sólo asumiendo y admitiendo que se tiene un problema, se le puede poner solución. Por eso es tan importante informarse y tener un sentido reflexivo de autocrítica.

Una vez identificado y reconocido el problema es imprescindible ponerse en manos de un terapeuta, para trabajar conjuntamente y encontrar las causas que han despertado el trastorno. De esta forma el paciente, aprenderá a ser más consciente de su propia sexualidad y a la vez desmitificar la negativa educación sexual que hayan recibido por parte de sus tutores, padres o profesores. En el caso de traumas o abusos la intervención de un buen psicólogo puede ayudar a superarlos. La clave es desvincular el sexo de experiencias o ideas negativas para poder vivir y expresar esta energía sin culpabilidad, vergüenza o miedo.

El tratamiento o terapia para la anorexia y bulimia sexual no será rápido ni fácil , ya que requiere esfuerzo y constancia. Pero poco a poco las personas que sufren anorexia o bulimia sexual pueden superarlo y llegar a disfrutar de relaciones sexuales y afectivas saludables y enriquecedoras.

Sexo y emociones

Como vemos, el sexo es mucho más que un simple contacto físico entre dos personas. La conducta sexual humana está fuertemente ligada a nuestro mundo emocional.  Y las emociones que experimentamos dependen de nuestras experiencias, de nuestra personalidad o del modo en que afrontamos los problemas. El comportamiento sexual de cada individuo o los trastornos derivados, son un barómetro psicológico y emocional. A modo de chivato, nos indican que hay algo ahí dentro que deberíamos revisar. Por eso si sientes que hay algo que no funciona del todo bien, no lo pases por alto.

Anorexia y bulimia sexual
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Cómo aumentar la libido de la mujer

Todos queremos saber cómo aumentar la libido de la mujer para incrementar...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *