Los errores en el sexo más comunes

errores en el sexo

¿Cometes errores en el sexo? Tranquilo, es normal y nunca es tarde para aprender y rectificar. Nuestro conocimiento del sexo está compuesto de mitos, modelos culturales obsoletos, verdades a medias y falta de comunicación. A continuación, te mostramos las meteduras de pata más frecuentes en las relaciones sexuales.

Dejarse llevar por la rutina

Uno de los errores en el sexo que desembocan en fracaso. Es posible que el sexo sea físicamente satisfactorio por que hemos aprendido qué resortes tocar. Pero hacer de las relaciones íntimas algo mecanizado y predecible resultará frustrante a largo plazo. Con el tiempo se perderá la magia, desaparecerá el deseo y llegará el aburrimiento. Tampoco es que tengamos que vivir con la presión de ser siempre sorprendentes y eróticamente increíbles. A veces lo que más apetece es un poco de sexo “funcional”, un desahogo apasionado, y tan felices. Pero no podemos descuidar la parte innovadora y recreativa.

Rechazar el probar cosas nuevas

Existen estudios que revelan que hasta un 90% de los encuestados desearían tener nuevas experiencias. Tener sexo en otros lugares, incluir algún juguete, probar nuevas posturas, etc. Pero que sin embargo les da apuro comentárselo a su pareja porque no saben como van a reaccionar.  Esto revela un serio problema de comunicación entre los miembros de la pareja que debería solucionarse. La falta de comunicación sexual, suele acarrear frustraciones e insatisfacción.

Tratar de convencer a nuestra pareja para tener sexo

No, es no, y no deberíamos insistir. Si la otra persona no tiene ánimos o está cansada para mantener una relación sexual, no intentes convencerla. Es irrespetuoso e, incluso, abusivo. Y no tiene en cuenta el deseo y la excitación de la pareja. Si te sientes muy ardiente, mejor recurre a la masturbación.

Buscar el orgasmo exclusivamente a través de la penetración

La mujer todavía sufre la lacra de la falsedad que proclamó Freud sobre el orgasmo clitoriano y el vaginal.  Este es uno de los errores en el sexo más comunes, ya que está demostrado que la mayoría de las mujeres no pueden alcanzar el orgasmo solo mediante el coito. La estimulación del clítoris es imprescindible. Así que un hombre que aspire a ser un buen amante, deberá aprender a dar buen sexo oral y a masturbar a su pareja. Una vez que comiencen a aplicar esto, sus relaciones sexuales serán más exitosas.

No dedicarle tiempo a los preliminares

Los hombres culminan su nivel de excitación con la erección pero las mujeres tardan un poco más. Para lograr una lubricación adecuada es necesario detenerse en otras zonas erógenas del cuerpo, antes de enfocarse en los genitales. Besar y acariciar los puntos calientes de la anatomía femenina, hace que la excitación sea más intensa y que la relación sexual funcione mejor. Pasar rápidamente a la penetración, además de no ser agradable para ellas, empobrece el sexo y lo sitúa en el punto número uno de esta lista.

Ensañarse con el clítoris

Es cierto que el clítoris es el órgano del placer por excelencia. No tiene más función que dar gozo a la mujer. Es imprescindible estimularlo para alcanzar el orgasmo, pero, ¡ojo!, sin pasarse. Es una zona muy sensible y algunas mujeres sienten molestias si se toca directamente. Solo la propietaria nos podrá indicar cómo le gusta ser tocada. El uso de lubricantes, aceites o la propia saliva, mejora la experiencia.

Centrarse en el orgasmo

Otro de los errores en el sexo más extendidos. Es común para la mayoría de los hombres, no concebir una relación sexual sin que culmine en orgasmo. Si no se alcanza, se entiende como un fracaso. Esto genera una buena dosis de angustia cuando al ir cumpliendo años, aparecen ciertas dificultades asociadas con la edad. Este es un mito del que debemos librarnos para tener unas relaciones más satisfactorias.

El sexo no es un examen clasificatorio, ni una carrera con una meta. Es un momento relajado, que se puede interrumpir para reír o para charlar, para daros un masaje o tomar una copa de vino. El orgasmo es un momento increíble para el cuerpo y la mente, pero ir a por él a toda costa puede llegar a provocar cierta ansiedad. Y ese no es el objetivo del sexo. Una relación sexual puede ser satisfactoria y agradable a pesar de que alguno de los dos no haya alcanzado al clímax.

Responsabilizarse del placer ajeno

En el sexo hay que ser generosos, claro está. De hecho el placer del otro incrementa nuestra propia excitación, así que cuanto más y mejor damos, más gozamos nosotros mismos. Pero ambos deben tener también un rol suficientemente activo para buscar su propio placer. En este punto es importante tener la mente abierta para hablar, pedir y sugerir. Y por supuesto aprender a satisfacer a la otra persona según sus preferencias.

Obsesionarse con el orgasmo simultáneo

El cine nos ha vuelto a engañar una vez más. No podemos olvidar que los ritmos corporales de hombres y mujeres son muy diferentes entre si. La fase de excitación, meseta y clímax tienen distinta duración. En vez de centrarse en compartir un orgasmo, es mejor tener en cuenta que la mujer tiene capacidad multiorgásmica y puede culminar varias veces en la misma relación sexual. Por eso, ella debería llegar antes a su primer orgasmo, para poder seguir siendo estimulada. Lo recomendable es adoptar posturas que favorezcan la estimulación de la mujer o incluso recurrir a algún tipo de retardante.

Creer que el sexo tiene algo que ver con el porno

La industria del porno es responsable de haber creado ciertos mitos en torno al sexo. Genera presiones estéticas irreales y alimenta estereotipos sobre los roles de hombres y mujeres. Este tipo de vídeos perpetúan la idea de que cuanto más grande sea el pene, más satisfecha quedará la mujer. O incurren en propuestas peligrosas como pretender que el maltrato es excitante. Si hay consenso por ambos miembros de la pareja, ver pornografía juntos para excitarse puede estar bien. Pero no podemos olvidar que es fantasía y que además son películas concebidas desde una perspectiva machista y limitada de lo que es realmente el sexo.

Si cometes alguno de estos errores en el sexo es momento de que comiences a aplicar cambios. A todos nos gusta ser buenos amantes, pero nadie nace sabiendo como hacerlo.

Los errores en el sexo más comunes
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Enfermedades de transmisión sexual: Parte II

En un artículo anterior hablamos de algunas de las enfermedades de transmisión...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *