Disfrutar del sexo en la tercera edad

tercera edad

El sexo no termina al llegar a la tercera edad. Los humanos somos seres sexuados desde la cuna hasta la tumba. Lo que significa que la sexualidad sigue siendo activa a partir de los 60, 70 y 80 años. Esto lo ha confirmado la Sociedad Española de Medicina de Familia Comunitaria a través de un estudio. Los datos extraídos del informe revelaban que un 60% de los españoles de edad superior a los 65 años, mantenía relaciones sexuales con una frecuencia media de una vez por semana. 

La sexualidad en esta etapa de la vida está envuelta en el tabú. Se ignora, se niega y se invisibiliza. Esto ocurre porque vivimos en una sociedad que valora la juventud por encima de todo. El mundo mediático está protagonizado por jóvenes que gozan de éxito y belleza. Que se enamoran, se apasionan, bailan y viajan, disfrutando de la vida. Los mayores no están representados en ningún ámbito social, más que en groseros chistes de dentaduras postizas y penes fláccidos. Todo lo que no es joven es feo y digno de risas.

El edadismo es un fenómeno del que no se habla, pero que está ahí, acechándonos a todos. Es la discriminación por edad que sufren especialmente los jubilados. Aunque esta discriminación llega mucho antes, cuando al cumplir 35 años, ya no pasas la criba de edad en muchas empresas. Cuando nos horrorizamos ante la primera cana o la primera arruga. Cuando nos negamos a aceptar los cambios de nuestro cuerpo. Vivimos bajo la presión de tener que esforzarnos para parecer siempre más jóvenes. De esta forma, atentamos contra nosotros mismos. Contra la naturaleza de nuestros cuerpos y nuestros ciclos vitales.

Mitos y verdades sobre el sexo en la tercera edad

Todo esto lleva a que existan mitos muy extendidos sobre el sexo en la tercera edad. Los más comunes son la falta de lubricación en la mujer, la incapacidad de alcanzar la erección o la inexistencia absoluta de relaciones sexuales.

La esperanza de vida ha aumentado en las últimas décadas. Esto, unido a una mayor apertura mental y a los avances que garantizan el bienestar de los ciudadanos, permite que las personas de la tercera edad practiquen sexo con más frecuencia. Hablamos de casados, viudos y solteros.

Obviamente es cierto que con el paso de los años se da un proceso de envejecimiento físico. Y estos cambios en el cuerpo condicionan un poco la actividad sexual. Cuando el deseo mengua en la vejez, suele deberse más a factores psicológicos. En muchos casos por las presiones sociales que hemos mencionado antes. Estas pueden hacer sentir a una persona que tener 70 años y muchas ganas de hacer el amor, no es normal.

Parece que de forma automática, se identifica la disminución de la libido con el envejecimiento, cuando realmente no tienen por qué estar vinculados. Es cierto que el deseo sexual puede verse afectado por el consumo de ciertos medicamentos administrados para patologías propias de edades más avanzadas. Pero la ciencia comienza a tener en cuenta estos efectos secundarios para crear tratamientos que permitan que todos puedan seguir disfrutando del sexo.

Entender nuestro cuerpo

Lo principal, en cualquier etapa de la vida, es entender nuestro cuerpo y aceptarlo.  Durante el proceso de envejecimiento, el cuerpo sufre cambios hormonales y transformaciones físicas.  Las mujeres atraviesan el proceso de la menopausia. En esta etapa, la producción de estrógeno se reduce, por lo que la humedad de la mucosa de la vagina también disminuye. Además, las paredes de la vagina se tornan más cortas y estrechas, lo que puede dificultar un poco la penetración. Los hombres, entran en la andropausia y su nivel de testosterona desciende considerablemente. Esto se traduce en erecciones menos firmes o más lentas, y en una eyaculación disminuida.

Cómo disfrutar de un buen sexo en la tercera edad

Pero estos cambios no implican que no se pueda seguir disfrutando del sexo. Afortunadamente en el mercado existen ayudas muy efectivas para los momentos íntimos. Los problemas femeninos se solucionan fácilmente con un buen lubricante. ¿Y por qué no probar alguno con efecto calor? Para los hombres, hay multitud de potenciadores sexuales totalmente naturales y sin efectos secundarios. No hay motivo para no seguir disfrutando de nuestros cuerpos, sea a la edad que sea.

En muchos casos, incluso, el deseo no desaparece en la tercera edad, al contrario, puede aumentar. Es importante, como hemos dicho, entender los cambios del cuerpo y adaptarse a las circunstancias. Hay que asumir que hay cosas que ya no se pueden hacer. Y habrá que buscar alternativas sin frustrarse por ello.

También conviene cambiar el concepto del sexo basado en la genitalidad para entenderlo de forma más amplia. La piel sigue siendo el órgano más sensible del cuerpo, cuando todo lo demás falla.  Es el momento perfecto para desarrollar otros hábitos y excitar a la otra persona con la estimulación de otras partes del cuerpo.

Por otra parte, cuando una persona mayor enviudece, debe ser libre de tomar sus propias decisiones sin ningún tipo de juicio o presión externa. Solo a ellos les incumbe decidir si desean mantener nuevas relaciones sexuales o bien preservar su vida íntima.

Sexo y salud

Lo que está claro es que el sexo contribuye a la salud en todas las edades. Los mayores que mantienen una vida sexual activa, tienen una mejor salud cardiovascular y una presión arterial idónea. Además ayuda a reducir el dolor gracias a las endorfinas que libera el cerebro durante la actividad sexual. Los hombres verán reducido el riesgo de padecer cáncer de próstata. Las mujeres gozarán de un mejor estado de la musculatura del suelo pélvico y de la vagina. A nivel psicológico, mejora nuestra autoimagen y el estado de ánimo y nos protege contra la ansiedad, el estrés y la depresión.

La sexualidad es una parte fundamental en nuestra vida y constituye una fuente de salud y bienestar. Por eso nuestra recomendación es que acudas sin miedo a tu médico si tienes alguna dificultad que te impida disfrutar del sexo. No renuncies a él, libérate de prejuicios y escucha a tu cuerpo.

Disfrutar del sexo en la tercera edad
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Mejora tu vida sexual: Ejercicios de Kegel para hombres y mujeres

Es muy probable que hayas oído hablar de los ejercicios de Kegel...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *