Preliminares: imprescindibles y obligatorios

preliminares

Los preliminares tienen una mayor importancia incluso que la parte de la relación coital. De esta fase previa dependerá la respuesta sexual y el nivel de satisfacción. Las parejas que no le dedican tiempo suficiente a los preliminares, terminan cayendo en la rutina y sufriendo un descenso de la libido.
Durante estos momentos de juegos y calentamiento, se producen en el cuerpo y en el cerebro los cambios necesarios para el desempeño de la relación sexual. Es cuando se generan el deseo y la excitación que favorecen la llegada al clímax. Por lo tanto el éxito de esta fase primera determinará el éxito de lo que sigue a continuación. De ahí la importancia de prestarle mucha más atención a los preliminares.

Pero, ¿a qué hace referencia exactamente este concepto? Los preliminares son todas aquellas actividades que hace la pareja antes del coito a fin de estimular la excitación y ponerse “a tono” para el coito. El problema de esta definición es que hace que se entiendan como una fase previa al propio sexo. Cuando, en realidad, forman parte de la propia relación sexual. Esto significa que si no se disfrutan de unos buenos preliminares, la relación sexual se queda a medias y el cuerpo no responderá igual de bien.

¿Qué entendemos por preliminares?

Las parejas planean cenas románticas a la luz de las velas, fines de semana de ensueño, copas de vino con una música ideal. Todo para generar el ambiente perfecto para el sexo. Llegado el momento, se pasa a la acción. Y resulta que no se le dedica tanto tiempo a preparar el cuerpo para las relaciones íntimas, como a organizar la velada en si misma. ¿Tanto esfuerzo para tener un sexo regulero? El secreto del éxito de la noche está en los preliminares.
Como hemos dicho, son todos los estímulos que se dan antes de la penetración y puedes ser tantos como tu imaginación te sugiera. Caricias, besos, juegos, masajes… empezando suavemente y con ternura y subiendo en intensidad, según se vaya caldeando el ambiente.

Besos

No hay nada más natural e instintivo que besarse para propiciar la pasión. Los besos pueden tener distintas intensidades y con los labios se pueden buscar zonas sensibles en tu pareja. La boca, el cuello, las orejas, los hombros, son partes del cuerpo que concentran un buen número de terminaciones nerviosas. Además los besos no solo implican a los labios. Usando la lengua y los dientes, se pueden provocar distintas reacciones en la pareja. Explora el cuerpo de tu amante hasta ir encontrando sus puntos más calientes. Sin prisa, pero sin pausa. Una idea para introducir nuevas sensaciones es tener cerca una bebida fría y otra caliente, para poder besar a distintas temperaturas.

Manos

La epidermis, o la piel es el órgano de mayor tamaño de cuerpo humano. Y cuenta con muchas zonas erógenas susceptibles de ser estimuladas. Un masaje erótico dado con calma, además de ser muy gratificante para quien lo recibe, es un excelente ejercicio preliminar. El masaje proporciona relajación y hace que nuestra mente se abandone a las sensaciones de la piel. La masturbación también es una práctica que se puede incluir, aunque muchas personas la asocien a un acto solitario. Contemplar a tu pareja mientras se autocomplace es sumamente didáctico. Así, cuando seas tú quien le toques, sabrás mucho mejor como hacerlo. La masturbación mutua es otra manera de alcanzar cotas elevadas de excitación. Mucho mejor si utilizamos productos lubricantes.

Juegos

Hay personas que rechazan el uso de juguetes porque piensen que es un recurso para parejas que no funcionan. Que es una especie de fracaso sexual. Sin embargo, el sexo, tal y como lo entendemos los humanos, es un juego. Una actividad lúdica. Además de la expresión física de nuestras emociones, claro está. Por lo tanto, funcionará mejor si es divertido, ameno, innovador, sorprendente. Una sencilla venda en los ojos hará que sea una experiencia totalmente diferente. Dejarte a merced de tu pareja con las manos esposadas, puede disparar tu adrenalina hasta límites insospechados. Y, ¿por qué no llevarse la comida a la cama? Al fin y al cabo la comida y el sexo son los más grandes placeres sensoriales de los que podemos disfrutar. No hay mejor combinación de sabores que tomar un poco de chocolate negro de los pezones de tu amante.

En nuestra zona Sex Shop encontrarás un montón de juguetes interesantes para sorprender a tu pareja.

Sexo oral

Hay personas que consideran el sexo oral como un juego preliminar y otras que lo entienden como un acto sexual pleno. Independientemente de la interpretación individual que se le de, lo cierto es que es una práctica que garantiza el orgasmo. Si se hace bien, es infalible, incluso para mujeres que tienen dificultades para alcanzar el clímax. También es un buen recurso, cuando el hombre está teniendo dificultades en su erección. Cada persona es diferente en el modo en que le gusta ser estimulada, así que lo mejor es pedir indicaciones, al menos la primera vez. Dependiendo de los gustos, se puede realizar el sexo oral de forma recíproca, lo que se conoce como 69. A algunas personas no les convence esta modalidad porque no les permite centrarse tanto en las sensaciones que le está proporcionando su pareja.

Comenzar fuera de la cama

Una forma excitante de iniciar la relación sexual es comenzar la estimulación en un sitio diferente de aquel donde vais a culminar. De esta forma, juega con la erótica de retrasar el momento y de ir encendiendo la pasión poco a poco hasta que el cuerpo casi no lo soporte. El baño o la ducha, por ejemplo, es todo un clásico. La sensación de tocar y besar una piel mojada y enjabonar otro cuerpo, es una forma sexy y romántica de calentar motores. Aviso para navegantes: la lubricación de la vagina se suele perder en el agua, así que el coito en la ducha no es tan buena idea como nos venden en el cine.

El objetivo principal de los preliminares es disfrutar y hacer disfrutar a la pareja. Es echar leña al fuego mientras se exploran las diferentes sensaciones que nos proporciona nuestro cuerpo. No son la parte pre-sexo, sino que son el sexo en si mismo, incluso más allá: son la esencia de un buen sexo.

Preliminares: imprescindibles y obligatorios
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Preliminares: imprescindibles y obligatorios

Los preliminares tienen una mayor importancia incluso que la parte de la...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *