Profesiones con morbo: pasión desenfrenada

profesiones con morbo

Quizás por la autoridad que representan o porque la televisión y el cine se han encargado de hacerlas atractivas a nuestros ojos, lo cierto es que hay profesiones con morbo. Presentes en nuestras fantasías sexuales, se repiten para todas las mortales.

Por qué hay profesiones con morbo

Trabajar no es más que realizar una tarea a través de la cual ganamos dinero. Sin embargo, algunos trabajos están mejor vistos que otros. No se trata de que nos parezcan más respetables. Lo que sucede es que simplemente nos resultan profesiones con morbo.

Aunque siempre hay alguien con preferencias distintas, la mayoría de mujeres y hombres homosexuales coinciden en cuáles son las profesiones con morbo. Para satisfacción de quienes se dedican a ellas, estas fantasías hacen que en la vida real gocen de un mayor éxito. ¿Qué quiere decir esto? Pues que ligan más.

Uniformes, porte elegante, don de gentes, fuerza bruta, autoridad… Los motivos pueden ser muchos, pero generalmente se trata, en conjunto, de un perfil seductor. Detrás de estas características se esconde mucha seguridad en sí mismos, valentía y capacidad para tomar riesgos.

El atractivo de estas profesiones con morbo es variado, pero todas ellas nos alteran el ritmo cardíaco. Sobra decir que no vale cualquiera; la gracia y el saber estar también son un requisito.

Cuáles son las profesiones con morbo

La lista es algo más larga, y también hay diferencias entre las profesiones con morbo si nos referimos a hombres o a mujeres. En esta ocasión, hemos querido centrarnos en las masculinas. No obstante, muchas aparecen también en el ranking de puestos femeninos. Como ya hemos dicho, lo que realmente nos excita es lo que nos transmite.

Bomberos que apaguen fuegos

Los bomberos son los primeros que saben el éxito de su profesión, de ahí que nos deleiten con calendarios cada año. No solo llevan uniforme, también suelen gozar de una buena condición física, conseguida a base de abdominales y muchas flexiones. Y cómo no, saben usar una manguera.

Esa fuerza física es la que les permitiría rescatarnos si nos viésemos en un incendio. Escapar del peligro en los brazos de un hombre fuerte que ha venido a salvarnos específicamente no solo es digno de admiración. Es también merecedor de un beso apasionado y de todo lo que él nos pida.

Los restos de ceniza sobre su piel morena contrastan con el blanco de sus perfectos dientes. La sonrisa de un hombre duro pero gentil, valiente pero humilde… En la vida real, además de por rescatar animales, han conseguido conquistar nuestros corazones por su participación para impedir desahucios.

Su experiencia apagando fuegos podría no ser suficiente para calmar nuestra propia llama. Los bomberos ocupan, sin duda, un lugar privilegiado entre las profesiones con morbo.

Pilotos al control de los mandos

Los pilotos son un buen partido por muchas razones. Poseen grandes conocimientos sobre el mundo, son inaccesibles cuando viajamos en avión y, además, su trabajo conlleva ciertos riesgos. Esta figura elegante con chaqueta que vemos alejarse con su maleta despierta todo nuestro respeto.

Los pilotos figuran entre las profesiones con morbo porque no todo el mundo es capaz de trabajar sabiendo que muchas vidas están en sus manos. Su cabina, tan aislada y misteriosa, es un lugar perfecto para entregarse a la pasión.

Además de los pilotos, los azafatos también tienen su encanto. Aunque con menos caché, cuando saben hacer bien su trabajo y se muestran amables y encantadores, dan ganas de seguirles hasta el final del pasillo que conduce al baño.

Policías que pongan orden

No se puede generalizar, pero la policía, con demasiada frecuencia hace abuso de poder. Sin embargo, dejando ciertas actitudes reprochables a un lado, tienen las puertas abiertas en nuestras fantasías. Nos puede costar admitirlo, pero es otra de las profesiones con morbo.

Esa estética que les muestra preparados para lo que haga falta hace que queramos cederles el control hasta de nuestro cuerpo. Pero cuidado, no es la chulería barata lo que les incluye en las profesiones con morbo, son sus brazos fuertes y su tranquilidad y firmeza al dar órdenes. Con capacidad para intimidarnos, estamos deseando saltarnos la ley para que venga a detenernos un hombre así.

Entrenadores personales y monitores cómplices

Aprender un nuevo deporte o madrugar para ir al gimnasio resulta más sencillo cuando el monitor está de buen ver. El cine se encargó de mostrarnos cómo se agarra a una mujer por la cintura para enseñarle a lanzar una pelota. Esas manos firmes sobre nuestras caderas dejan volar la imaginación hacia las prácticas bondage.

Masa muscular bien tonificada que sabe lo que nuestro cuerpo necesita. Además, cuando se trata de cursos de corta duración, nos tienta su potencial para convertirse en fugaces amores de verano. Encuentros contados que permanecen por siempre en nuestro recuerdo. Son además, profesiones con morbo que están de moda.

Mecánicos y fontaneros con potentes herramientas

Fontaneros que llamaban a la puerta a primera hora para desatascarnos la tubería enfundados en un mono. Mujeres en lencería sexy de seda y encaje que abrían la puerta y se agachaban para indicar el atasco. La industria del porno vio su potencial y nos regaló grandes escenas de sexo sobre la encimera de la cocina.

Los mecánicos tampoco se quedaron atrás. Brazos musculosos manchados de grasa y un trabajo que requiere de manos hábiles. Kiko Veneno sabía lo que hacía cuando nos cantaba eso de “sabes que voy a desmontarte la caja de marchas; voy a llegarte al corazón del motor”.

Una buena caja de herramientas es imprescindible para apretar tuercas y abrir cañerías. Quizás los menos elegantes de nuestra lista de profesiones con morbo, son hombres aparentemente rudos, pero con grandes habilidades. Sin duda, los más aptos para un polvo salvaje e improvisado.

Médicos para jugar en casa

Quién no ha jugado a los médicos durante la infancia. Y es que hay profesiones con morbo que nos cautivan por mucho que queramos negarlo. La influencia de la televisión se deja notar, y series como Anatomía de Grey nos ha dado a los mejores doctores para curar nuestras dolencias.

El dolor siempre es más llevadero cuando te atiende un hombre guapo capaz, de comprenderte y darte lo que necesitas. La familiar bata blanca les hace más cercanos, pero con el encanto suficiente para ser una de las profesiones con morbo.

Si no tienes la suerte de que estas profesiones con morbo sean parte de tu vida íntima, puedes entregarte a las fantasías y ayudarte de cualquier de nuestros juguetes eróticos. Diferentes vibradores y penes realistas interpretarán a quien más te apetezca siempre que los necesites.

Profesiones con morbo: pasión desenfrenada
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Fármacos sexuales falsos

¿Conoces los peligros de los fármacos sexuales falsos? El tráfico de medicamentos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *