Literatura erótica: otra forma de excitarse

literatura erótica
literatura erótica

La literatura erótica es un género que se remonta a varios siglos atrás y ha aportado magníficas obras. Puesto que en un solo artículo no podríamos agruparlas todas, queremos dejaros con una pequeña selección que despertará vuestros sentidos.

Grandes títulos de la literatura erótica

Aunque a muchas personas pueda resultarle un género nuevo o con una trayectoria relativamente corta, lo cierto es que 50 Sombras de Grey no descubre nada que no conociésemos ya. Las opiniones siempre son variadas ya que, como en el sexo, cada persona tiene sus preferencias.

No obstante, los títulos que aquí hemos incluido constituyen obras importantes dentro del siglo pasado. Algunas de ellas, lo que es indicio de su calidad, han sido llevadas al cine, por lo que varios nombres pueden resultarnos familiares.

Historia del ojo

Son muchas las personas que consideran este título como una auténtica obra maestra dentro de la literatura erótica. Inicialmente fue publicada en 1928 utilizando el pesudónimo de Lord Auch. Hasta el año 1967 no aparecía con el nombre real de su autor, Georges Bataille.

Esta historia está protagonizada por Simone, una joven transgresora en lo que a comportamientos sexuales se refiere. A lo largo de ella, nuestros ojos se toparán con tabúes, prohibiciones, el pecado o los deseos inconscientes que se tienen.

Esta depravada novela nos recuerda a muchos personajes que han supuesto una revolución en la historia de la humanidad. Así, nombres como Lucifer, Sócrates, Sade, María Magdalena, Eva o Lutero vienen a la mente cuando nos empapamos de esta lectura. La cuestión es, hasta dónde podemos conocer.

Con una presencia constante de la muerte, esta novela continuó siendo modificada en sus ediciones posteriores. No solamente en las litografías que incluía sino también en el propio contenido por lo que, para muchos, se trata de dos historias diferentes en lugar de una misma.

El amante de Lady Chatterley

Correspondiente a la Edad Moderna, fue publicada también en 1928 en Italia. Supuso una enorme polémica para el público más puritano y conservador, y fue considerada pecaminosa. Esto hizo que la obra fuese prohibida desde el momento mismo de su edición.

En 1932 apareció una edición con censura y en 1959 fue finalmente presentada íntegramente a todos los públicos para su disfrute. Varios años después, en 1981, el director Just Jaeckin la llevó a la gran pantalla. Una versión nueva fue realizada en 2006 bajo la dirección de Pascale Ferran, recibiendo un galardón.

La novela cuenta la historia de Connie, una muchacha de buena familia casada con un aristócrata que es parapléjico. La joven tiene una relación también con el guardabosques de la propiedad de aquel, y son sus encuentros sexuales los que son descritos en las páginas de esta fantástica obra.

Emmanuelle

Este libro nos narra la historia de Emmanuelle, una joven de veinte años que viaja a Bangkok para encontrarse con su marido, un ingeniero. Allí, y con el apoyo de su esposo y con un maduro maestro como guía, pone en práctica una sexualidad que supone algo más que una liberación.

Así, la protagonista mantiene relaciones sexuales a cualquier hora y en cualquier lugar, bien con una pareja, del sexo que sea, o bien en grupo. Logrará de este modo hacer realidad sus fantasías sexuales secretas.

Aunque fue considerado un libro escandaloso durante muchos años, en la actualidad es considerado un clásico de la literatura erótica. Fue también adaptado al cine en 1974, introduciendo el sexo explícito en la gran pantalla y permaneciendo en cartelera durante trece años en una sala de París.

Nueve semanas y media

Esta obra fue también llevada al cine en los ochenta, y es probablemente la que más familiar nos resulte. En ella, pudimos ver a Kim Basinger moverse de manera sensual para seducir a Mickey Rourke. Se convirtió de manera automática en un clásico y cuenta, todavía hoy, con muchos seguidores.

Nueve semanas y media cuenta la historia de dos personas civilizadas y con cultura que viven su vida con total independencia. Un día se conocen por casualidad en las calles de Nueva York, y comienzan se este modo una relación con una fuerte carga erótica.

En sus encuentros sexuales se juega con la dominación y la humillación como forma de estimulación. Aunque en un primer contacto la reacción es de sorpresa, posteriormente las prácticas son aceptadas sin reparos.

La historia se va desarrollando a medida que los juegos se vuelven más sofisticados. Estos, después de nueve semanas y media, consiguen apoderarse por completo de su protagonista, que pierde el control de su mente y de su cuerpo.

Las edades de Lulú

Esta obra de la literatura erótica recibió un galardón en 1989 y fue llevada al año siguiente al cine con Bigas Luna al cargo de la dirección.

La protagonista es también una mujer joven, adolescente en esta ocasión. Con carencias de afecto, se deja llevar por la atracción que siente por Pablo, un amigo de su hermano. Una relación sexual entre ambos hará que Lulú mantenga vivo se deseo por él en los años posteriores.

Cuando un tiempo después vuelve a aparecer en su vida, ambos se ven inmersos en una relación llena de amor y de pasión. Con una complejidad creciente, la pareja se ve envuelta en todo tipo de experiencias y fantasías.

Con los años, y ya con 30, Lulú decide tomar un nuevo rumbo y se va en busca de nuevas aventuras para satisfacer otros deseos más peligrosos.

Historia de O

Historia de O es otro título que fue llevado al cine en 1975, de nuevo bajo la dirección de Just Jaeckin. En 1997 fue adaptada por el director Adrian Lyne y contaba con Jeremy Irons y Melanie Griffith entre el reparto.

En esta historia, Odeline, que da nombre al título de la obra, es una fotógrafa parisina que se ve forzada a acudir al castillo de Roissy por su amante. Allí, se verá iniciada en ritos de esclavitud sexual y sumisión, como parte de los juegos de una sociedad secreta.

Durante estos sufrirá todo tipo de humillaciones que aceptará sin reparos con tal de hacer feliz a su pareja. Con una gran sensualidad y erotismo, su autora, Anne Desclos, describió sus fantasías eróticas para esta obra mientras se encontraba enferma en cama.

Inicialmente fue publicado como el pseudónimo de Pauline Réage, revelando su verdadera identidad cerca de 40 años más tarde.

 

La literatura erótica es un género lleno de variedad enfocado a satisfacer todo tipo de gustos. Además, es una buena manera de despertar nuestro propio deseo o el de nuestra pareja si decidimos hacer una lectura en voz alta.

Conoce nuevas formas de disfrutar del sexo tanto en soledad como en compañía y pásate por nuestra zona sex shop si te apetece añadir algún juguete para terminar de animar tus encuentros.

Literatura erótica: otra forma de excitarse
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

EL ÉXTASIS

El Éxtasis Ella se tumba de espaldas con las piernas abiertas para...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *