LA MEDUSA

la-medusa
la-medusa

La Medusa

Arrodillado, él coge a ella y la sienta encima de sus muslos. Ella en cuclillas encima de él debe apoyar sus labios vaginales sobre el glande de él. Es una postura muy sensual ya que sin necesidad de la penetración se puede comenzar a acariciar y besar por cualquier zona del cuerpo que tengamos delante, como el cuello, los labios, los pechos, la espalda…

Cuando la situación esté marcada por una buena lubricación (principalmente de ella), se podrá comenzar con la penetración. Para ayudar él la cogerá por los glúteos para ayudarla a llevar el ritmo y la intensidad de la penetración.

LA MEDUSA
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Cómo afrontar la impotencia

Aunque parezca complicado, afrontar la impotencia con una actitud positiva, puede ser...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *