9 hábitos que mejorarán tu vida sexual

mejorar vida sexual
mejorar vida sexual

Puede que ya disfrutes de una vida sexual aceptable, pero, ¿sabías que puedes mejorarla? Introducir nuevos y buenos hábitos puede favorecer una vida sexual mucho más plena, placentera y satisfactoria tanto desde el plano de la salud física, como del equilibrio emocional.

La Organización Mundial de la Salud define el concepto de ‘salud sexual’ como una condición de bienestar emocional, físico y social en relación a la sexualidad. Algunos expertos sexólogos aportan su propia definición y entienden que la salud sexual implica necesariamente la capacidad de mantener relaciones con protección y disfrutar del sexo desde el respeto hacia uno mismo y hacia la otra persona.

Desde la Federación Española de Sociedades de Sexología se hace mucho hincapié en el vínculo indisoluble que existe entre la salud mental y la sexual. Y es que hay muchos trastornos psicológicos que pueden originar ciertas disfunciones sexuales, ya sea por como síntoma de la misma o como efecto derivado de los fármacos que estén empleando para tratarlos. A veces, esta propia disfunción puede generar ansiedad e incluso depresión, con lo que el problema psicológico se agravaría, haciendo caer al paciente en un círculo vicioso complicado de romper.

Y es que, desgraciadamente, nuestro estilo de vida nos impide un desarrollo emocional y erótico pleno. Apenas tenemos tiempo para disfrutar de nuestras familias, ya no digamos para cultivar el amor de pareja con la dedicación que ello merece. A pesar de esto, hay cosas que podemos mejorar y cambiar para favorecer el disfrute de esos momentos de intimidad tan importantes para estrechar lazos afectivos y conectar con nosotros mismos.

1.Dejar de fumar

Se ha comprobado que el tabaquismo puede estar relacionado con problemas que afectan a la sexualidad ya que fumar hace que disminuya ostensiblemente la cantidad de oxigenación que necesita el cuerpo y, más concretamente, los órganos sexuales. En las mujeres es frecuente que su capacidad fértil se vea mermada. Los hombres pueden sufrir disfunción eréctil por la dificultad de irrigación a través de las arterias. La calidad del semen también empeora.

2.Alimentarse de forma equilibrada

El colesterol es uno de los peores enemigos de la fertilidad y la erección. Llevar una dieta con un elevado contenido en grasas saturadas (carnes, embutidos, quesos, bollería) disminuye hasta un 38% la densidad de espermatozoides en cada eyaculación. Cuando el colesterol en sangre supera los 240 mg/dl el riesgo de sufrir disfunción eréctil se multiplica por dos. Tener unos buenos hábitos en cuanto a la alimentación aporta salud, energía, mejor humor y aumenta la libido.

 3.Hacer ejercicio de forma regular

Es un hecho comprobado que la práctica habitual de ejercicio ocasiona una mejora emocional, en cuanto a los niveles de autoestima y la satisfacción con uno mismo. Esto, además de aumentar la libido, hará que la condición física sea mejor por que se podrá disfrutar más en la cama. Existen ejercicios específicos para fortalecer la zonas del cuerpo involucradas en el acto sexual  para así aumentar nuestro rendimiento. Puedes descubrirlos AQUÍ.

4.Practicar sexo seguro

Evidentemente la salud sexual pasa por mantener relaciones seguras empleando métodos anticonceptivos para prevenir posibles enfermedades de transmisión sexual. A pesar de que es un mensaje que se trata de inculcar a la población desde la juventud más temprana, todavía hay demasiadas personas que actúan de manera negligente en cuanto al sexo. Todo el mundo es susceptible de contraer una ETS independientemente de su orientación sexual. Solo el preservativo puede prevenirlo.

5.Utilizar anticonceptivos

Es crucial que estemos informados de todos los métodos anticonceptivos disponibles para escoger el que mejor se adapte a nosotros, a nuestros hábitos y a nuestro estilo de vida. La marcha atrás no se considera un método anticonceptivo.

6.Alejarnos de las relaciones tóxicas

Cuidar el plano emocional es básico para nuestra felicidad y para el disfrute de una sexualidad saludable. Cualquier tipo de relación entre dos personas debe ser consentida, consensuada y basada en la igualdad y el respeto. Si se da algún tipo de presión, chantaje o violencia, ya sea física o verbal, aléjate cuanto antes.

 7.Aprender a gestionar emociones

Como hemos comentado, los trastornos como la ansiedad o el estrés, están directamente relacionados con descenso del deseo sexual y con los problemas de disfunción eréctil. Para evitarlo, tenemos aprender a afrontar los problemas del día a día desde una perspectiva constructiva y evitando que absorban toda nuestra energía. Lo más recomendable es practicar técnicas de relajación como yoga, mindfulness o meditación. Así, mantendremos a raya los pensamientos intrusivos que nos agotan y crearemos parcelas separadas en nuestra vida, centrándonos por completo en el momento presente.

8.Desarrollar la comunicación

La falta de comunicación en la pareja es uno de los principales escollos que hay que superar. Cierto que el sexo es un modo de comunicarse, pero es muy importante también verbalizar nuestros deseos o preocupaciones, para evitar suposiciones y malos entendidos. Si la comunicación es fluida, la pareja no sentirá pudor por expresarse libremente y la relación será mucho más espontánea y variada. Además, hablar sin tabúes sobre nuestras inquietudes eróticas, se puede convertir en un poderoso afrodisiaco.

9.Informarse y autoconocerse

A menudo, la escasa información respecto a nuestro cuerpo y la sexualidad en general, afecta negativamente a la salud sexual. ¿Cómo es posible esto, en la era de la comunicación? Puede parecer contradictorio pero la realidad es que los mitos, las medias verdades y las falacias siguen circulando por internet igual que antaño, de boca a boca. Además, la industria del porno, genera una imagen muy distorsionada de la sexualidad que nada tiene que ver con la realidad. Hay que buscar fuentes fiables de información o asociaciones o instituciones que ofrezcan una educación sexual de calidad. A partir de ahí, hemos de comenzar a conocernos íntimamente a nosotros mismos, comprendiendo nuestras necesidades y preferencias, gustándonos y valorándonos. Sólo de este modo podremos expresar nuestro erotismo abiertamente.

Aplicando estos buenos hábitos, seguro que conseguirás aumentar tu potencial erótico y ser más feliz en todas tus relaciones.

9 hábitos que mejorarán tu vida sexual
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Libido baja: causas y consejos para incrementarla

La libido es el deseo sexual que aparece provocado por las hormonas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *