La masturbación: mitos y realidad

la masturbación
la masturbación

La masturbación ha sido siempre un tema muy controvertido. Todos hemos escuchado alguna vez esas teorías que aseguraban que nos saldrían granos o que podríamos desarrollar enfermedades. Por suerte, aunque por desgracia para la iglesia católica, hoy sabemos de los beneficios de masturbarse. ¿Quieres conocer más?

La masturbación como pecado

La iglesia católica ha sido y es una gran perseguidora de este tipo de prácticas, quizás para desviar la atención de lo que sucede dentro de sus filas. La masturbación se considera un pecado, es decir, una falta moral grave.

Esta búsqueda del placer es un síntoma de una enfermedad y puede llegar a desarrollar una sexualidad egocéntrica. En casos más graves, conocer nuestro propio cuerpo puede llegar a impedirnos salir al exterior y relacionarnos con otras personas.

Hoy en día este tipo de información puede sonarnos a chiste, pero sigue siendo una creencia que se predica. No obstante, cuesta creer que alguien pueda realmente reprimir algo tan natural como la sexualidad y el deseo. Es más, cuando tenemos escasez de relaciones sexuales, nuestro cerebro puede llegar a experimentar un orgasmo mientras dormimos.

Está claro que nuestro cerebro y nuestro cuerpo no son nuestros enemigos y que, tanto si lo queremos como si no, van a buscar la manera de satisfacer aquello que consideran una necesidad. Según algunos autores, los orgasmos durante el sueño tienen su origen en el cerebro y no en la estimulación genital.

Debido a las creencias que la religión nos ha infundido, muchas personas experimentan una sensación de culpa cuando se masturban. Gracias a la información y a la ciencia sabemos que este tipo de prácticas tienen en realidad muchos beneficios.

Mitos relacionados con la masturbación

Algunos de los mitos más comunes que giran en torno a la masturbación, tienen que ver con la capacidad de esta para desarrollar diversos tipos de enfermedades y patologías.

En el caso de las mujeres, se ha dicho que la masturbación puede producir infertilidad. Para ellos, las terribles consecuencias implican disfunción eréctil, eyaculación precoz y cambios en el tamaño del pene.

Otros daños son el acné, el crecimiento de pelo en las manos o la ceguera. Si esto fuera cierto, un 95% de los hombres y un 89% de las mujeres, según las estadísticas, padecería estos males. Además, a pesar de que la masturbación suele asociarse a personas solteras, quienes tienen pareja lo hacen con una mayor frecuencia.

Si bien es cierto que tantos ellos como ellas se masturban, las mujeres siguen siendo más reacias a admitirlo con naturalidad. Esto es un reflejo de la represión que ha existido siempre de la sexualidad de la mujer. Esta llega hasta tal punto, que en la actualidad todavía se sigue practicando la ablación del clítoris o mutilación genital femenina.

Pero como no todo van a ser desgracias, hoy también sabemos los beneficios que nos aporta la masturbación. ¿Los conoces?

Beneficios de masturbarse

El simple hecho de masturbarse es una muestra de autocuidado. Cuando estamos estresados o cuando estamos faltos de compañía, es una excelente forma de relajarse y de satisfacer las necesidades que no están cubiertas.

La masturbación es la forma que tenemos para aprender a conocer nuestro cuerpo. Poder saber qué tipo de caricias nos gustan más o menos, o cómo queremos ser tocados es un as en la manga a la hora de tener relaciones sexuales con otras personas.

Si tenemos conocimiento de lo que nos gusta y queremos, estaremos en posición de poder transmitírselo a la otra persona para que esta nos satisfaga. De esta manera nuestra vida sexual en pareja mejorará y será más saludable.

El orgasmo permite además que liberemos hormonas, como las endorfinas o la dopamina. Estas hormonas están directamente relacionadas con el estado de ánimo, puesto que reducen los niveles de estrés y aumentan nuestro bienestar.

Además, se produce una mejora de la musculatura y, en el caso de las mujeres, ayuda a aliviar los dolores menstruales. Así que ya sabes, tanto si eres mujer como si eres hombre heterosexual, tener relaciones sexuales o masturbar a tu pareja puede ser una excelente forma de aliviar los cólicos de la menstruación.

Por si esto fuera poco, la masturbación aumenta la prolactina, hormona responsable del adormecimiento que sentimos después de alcanzar el orgasmo. Aunque el cine nos muestre hombres que se duermen y mujeres que se sorprenden, esta sensación de somnolencia afecta a ambos sexos por igual. Relájate y disfruta de un bien sueño reparador en compañía.

Por último, la masturbación refuerza nuestro sistema inmunológico, por lo que nos ayuda a estar fuertes y sanos.

Cómo podemos masturbarnos

La masturbación no es una práctica que debamos realizar siempre en solitario. Al contrario, masturbarse mutuamente o a uno mismo mientras tu pareja te observa, puede ser también muy excitante.

Los hombres no suelen complicarse a la hora de masturbarse, al menos en el caso de los heterosexuales. Los homosexuales o aquellos sin prejuicios abarcan más posibilidades. Así, los vibradores anales o los plugs son juguetes que forman parte de su repertorio.

Para ellas, el abanico es mucho más amplio, ya que además del amplio repertorio, disponen de tres vías para disfrutar al máximo de su sexualidad. Por un lado, tenemos los juguetes eróticos cuya finalidad es estimular el clítoris, como las balas. Por otra parte, encontramos aquellos orientados a la vagina, como los vibradores, y por último, los anales.

Al no disponer la mujer del punto P en el recto como los hombres, es más frecuente que ellas utilicen los plugs en lugar de los vibradores para el ano. Pero todo es cuestión de gustos. En tu sexualidad eres tú quien manda, así que abre tu mente a la hora de explorar tu cuerpo y de dar rienda suelta a tu mente.

En nuestra zona sex shop tenemos una gran variedad de juguetes con información sobre sus usos y características. Te invitamos a que les eches un vistazo y a que desarrolles todo su potencial para ayudarte a conocer tu cuerpo y tus gustos.

Olvídate de mitos antiguos y móntate tu propia película en casa con los juguetes que más te atraigan. ¡Que empiece el espectáculo!

La masturbación: mitos y realidad
Puntúa este articulo
Tags from the story
Written By
More from farmaciasexual

Cunnilingus: trucos para provocar orgasmos

El cunnilingus o sexo oral femenino es una práctica que, cuando se...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *