Sexo anal: prácticas para todos los gustos

Sexo anal
Sexo anal

El sexo anal es una práctica que suele ir acompañada de polémicas. Salvo en el caso de la homosexualidad, los hombres se muestran bastante relaciones, mientras que para las mujeres, las opiniones son diversas. ¿Alguna vez te has atrevido con ella?

El origen del sexo anal

En la historia, el sexo anal siempre ha estado presente, aunque muchas personas religiosas insistan en condenarlo. En la Edad Media, por ejemplo, los clérigos cristianos no practicaban siempre el celibato. Fue entre las órdenes más elevadas que surgió el rumor de la homosexualidad, puesto que estas sí eran más célibes.

Desde entonces ha sido considerado un tema tabú. Procedentes de esta época son algunos retablos que se conservan hoy día. En estos aparecen personas realizando el anilingus o beso negro con demonios con cuerpo de hombre y cabra.

También en la antigua Grecia y en Roma encontramos referencias a la penetración anal. Según revelan las Sátiras, esta estaba permitida cuando se practicaba con un esclavo o esclava. Entre ciudadanos estaba mal vista y no se permitía. Se dice que Julio Ceśar realizaba esta práctica, siendo versátil.

En Grecia, esta práctica sexual se utilizaba para mostrar la superioridad del macho. Así, la mujer era penetrada por detrás adoptando una postura de sumisión. De ahí surgió el conocido nombre de «griego» para referirse al sexo anal.

La imagen de soldados griegos sodomizándose llegó hasta nosotros gracias a sus vasijas. Y parece ser que Alejandro Magno también disfrutaba plenamente del sexo anal como amante pasivo.

Todavía hoy, el sexo anal sigue siendo considerado un tema tabú, sobre todo para la religión. No obstante, hay que tener en cuenta que el conducto vaginal es relativamente reciente en la evolución. Así, es en la cloaca donde se deposita el semen en diversas especies, que viene a ser una cavidad por la que se expulsan también los desechos. Esto es, un ano.

Por otra parte, el ser humano, igual que sucede con otras especies, utiliza la sexualidad para otros fines que no se corresponden únicamente con la reproducción.

Quién practica el sexo anal

A pesar de que no se suele hablar abiertamente de este tema, muchas parejas practican el sexo anal. Y no hablamos únicamente de parejas homosexuales. Las estadísticas muestran que un 36% de las mujeres encuestadas ha realizado esta práctica alguna vez, y cerca de un 15% lo había hecho a lo largo del último año.

Las mujeres solteras suelen decantarse por el sexo vaginal. Esto se debe probablemente a ciertas inseguridades que rodean esta práctica. Como por ejemplo, el tener que mostrar los cuartos traseros, la posibilidad de que hayan quedado restos fecales o por miedo a que duela.

Se requiere de cierta confianza o de mucha práctica para hacerlo con alguien desconocido. No obstante, el pudor puede que afecte a los resultados de las encuestas.

Entre los homosexuales, es sabido que practican el sexo anal puesto que carecen de conducto vaginal. Es entre los hombres heterosexuales que no se suele hablar de este tema, ya que se relaciona directamente con la homosexualidad y, por tanto, con una pérdida de la masculinidad.

Al contar la mujer ya con un conducto, hay una tendencia a pensar que para ellas es una práctica más sencilla y placentera. Sin embargo, el punto P del hombre (equivalente al punto G en la mujer), se encuentra situado en el recto. Al estimular directamente la próstata, los hombres pueden experimentar un placer muy intenso.

El cine porno tiene gran parte de responsabilidad en la creencia de que el sexo anal pasivo es para mujeres y para hombres homosexuales únicamente. Sin embargo, es una práctica sexual más que no implica la pérdida de la masculinidad, puesto que esta, tal y como la entendemos, no es más que una creación social.

Puedes leer más sobre el punto P aquí.

Cómo iniciarse en esta práctica

El sexo anal tiene una mayor complejidad que el vaginal, debido a que este orificio no produce lubricación por sí mismo. Si deseas iniciarte en esta práctica, porque tanto como hombre o como mujer te has liberado de tus miedos y prejuicios, considera que debes ir despacio y con precaución.

Además de la lubricación, es muy importante encontrarse relajado/a. El ano contiene dos válvulas que se tensan para evitar pérdidas de las heces fecales. Cuando este se relaja, la dilatación se facilita y las caricias resultan placenteras.

Para la lubricación, puedes encontrar aquí algunos productos lubricantes que puedes utilizar. Te recomendamos leer las instrucciones antes de comenzar. Recuerda también que son compatibles con los preservativos, por lo que debes utilizarlos para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual.

En lo referente a la relajación, las caricias con la mano o la lengua son la mejor manera de destensar el recto. Para ello, el ano debe estar bien limpio. Una ducha suele ser suficiente para esta finalidad.

Para la penetración, una opción recomendada es ir dilatando el ano sin prisas. Si queeremos practicar el sexo anal correctamente, debemos darle tiempo a nuestro cuerpo para acostumbrarse. En nuestra zona sex shop, puedes encontrar una gran variedad de plugs.

Los plugs están diseñados específicamente para el sexo anal, por ello tienen una forma que facilita la inserción. Existen diversos tamaños y modelos, igual que sucede con los vibradores. Puedes comenzar con los más pequeños y poco a poco, si te sientes a gusto, ir aumentando su tamaño.

Si eres hombre, puesto que el sexo anal te permite estimular la próstata, existen vibradores orientados a estimular directamente esta región, como estos. Aquí también encontrarás diversas opciones, tamaños, colores y diseños. Experimentando conseguirás saber qué es lo que más placer te aporta.

Adiós al tabú

La sexualidad es algo íntimo que solo debemos compartir con quien más nos apetece. Esto significa que no debemos sentir pudor o miedos en nuestra intimidad. Si queremos experimentar con el sexo anal, nada ni nadie debe impedirlo.

Así, desde Farmacia Sexual te animamos a que eches un vistazo a la amplia gama de productos disponibles para practicar el sexo anal. Tu satisfacción es nuestro objetivo.

Sexo anal: prácticas para todos los gustos
5 (100%) 4 votes
Tags from the story
Written By
More from farmaciasexual

LA AMAZONA

La Amazona Él se acuesta de espaldas y apoya la cabeza en...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *