Tamaño del pene: Mentiras y verdades

tamaño del pene
tamaño del pene

El pene, como símbolo de virilidad, se ha establecido como el elemento central de las relaciones sexuales. Además, la influencia de la industria del porno es inevitable, mostrando unos miembros enormes y siempre a punto. Todo esto conduce a una obsesión extrema por el tamaño del pene que puede llegar a generar complejos que impidan al hombre disfrutar plenamente de su intimidad.

Según las últimas encuestas realizadas la longitud promedio del pene es de 13.12 centímetros y su circunferencia de 11.66 centímetros, en estado de erección. En reposo, el tamaño promedio es de 9.16 centímetros y el perímetro de 9.31 centímetros. Pero cualquier medida por debajo de estas cifras, no tiene por qué ser un problema.

Las comparaciones son odiosas. Y sin embargo no podemos evitarlas. Esto suele provocar el conocido como “síndrome del vestuario” que hace referencia precisamente a esas comparaciones furtivas con otros hombres en lugares públicos como aseos, duchas, vestuarios, etc.  La diferencia de perspectivas suele crear una ilusión óptica que hará que el pene propio siempre parezca más pequeño, ya que éste se observa desde arriba y el de otros en perpendicular. Y como hemos apuntado antes, la pornografía infunde en quien la consume una idea totalmente distorsionada de la sexualidad que poco tiene que ver con la realidad.

En la actualidad nos vemos sometidos constantemente, tanto hombres como mujeres, a una serie exigencias estéticas, que nos llevan a estar disconformes con nuestro cuerpo. Parece que todo se redujese a medidas, números y cifras, obviando la profundidad de las relaciones humanas y las necesidades individuales.  Por eso conviene hacer un ejercicio de reflexión y cultivar todas las facetas de nuestra personalidad para no permitir que la presión social nos termine amargando la vida.

De todas formas existen una serie de verdades y mentiras en torno a este tema, que una vez desveladas, pueden ayudar al hombre a valorar la situación desde otro punto de vista y entender que lo que se presenta como un problema, tal vez no tenga por qué ser tan dramático. Lo que está más que claro es que dar la talla no es una cuestión de centímetros si no de actitud.

El tamaño del pene: verdades y mentiras

Hay muchos errores instalados en la mente del hombre con respecto a este tema que conviene esclarecer para tomar un poco de perspectiva y comenzar a darle menos importancia al asunto del tamaño del pene. Además, aunque sea una condición física que no se puede cambiar, sí existen pequeños trucos y recursos que ayudarán a sacar lo mejor de cada uno en la cama. A continuación enumeramos los puntos más destacados.

Mayor tamaño, más placer

Falso. El que una relación sexual sea satisfactoria o no, no depende en absoluto de lo profunda que sea la penetración. A muchas mujeres les desagrada un miembro masculino de un tamaño grande ya que puede llegar a causar molestias y hacer que el momento del coito resulte incómodo. Por otra parte, también se debe tener en cuenta que la vagina también existe en múltiples formas y tamaños aunque no podamos verla, así que las necesidades sexuales de cada mujer dependerán en cierto modo de su condición anatómica. Caer en generalizaciones suele derivar en errores.  Además, un miembro modesto hace que otras prácticas como el sexo oral o anal, resulten más agradables y placenteras.

Tamaño es sinónimo de potencia

Falso. Un tamaño de pene superior a la media no está exento de sufrir problemas de erección, impotencia o eyaculación precoz. La potencia sexual y la capacidad de mantener una erección firme y duradera no es una cualidad propia de los hombres más generosamente dotados. En realidad esta potencia depende de factores como la capacidad de entregarse de pleno a la relación y mantener la excitación en la mente y en la imaginación.

Los complejos físicos pueden afectar a tu vida sexual

Verdadero. A menudo son los propios hombres los que están más preocupados por el tamaño del pene que las mujeres. Ellas tienden más  a centrar la importancia en las destrezas del hombre durante el desempeño sexual y por suerte esto es algo que puede adquirirse con un poco de experiencia y algo de interés. La inseguridad a la hora de afrontar un encuentro íntimo, solo hará que te sientas cohibido y ansioso y puede llegar a provocar dificultades de erección por estrés. La única “preocupación” que el hombre debería llevarse a la cama es la de disfrutar del momento, escuchar a la otra persona y satisfacerla con lo que la naturaleza le ha entregado.

A las mujeres les preocupa el tamaño

Falso. La mayoría de las mujeres valoran otras cuestiones por encima del tamaño del pene como la disposición del hombre para prestar atención a detalles no centrados en la penetración. El único truco para una relación sexual placentera y satisfactoria reside en no olvidar que somos mucho más que nuestros genitales y que contamos con zonas erógenas muy interesantes distribuidas a lo largo de nuestro cuerpo. La importancia del tamaño del pene es bastante irrelevante para muchas mujeres, sobre todo si tenemos en cuenta que el centro del placer femenino se ubica en el clítoris. Además, hay que recordar que el punto G se encuentra a unos 7,5  dentro de la vagina,  por lo que incluso un pene de un tamaño inferior a la media, podría llegar a estimular esta zona tan sensible. El verdadero reto es aprender a hacerlo.

Existen posturas sexuales específicas para miembros pequeños

Verdadero. Incorporar ciertas posturas sexuales a tu repertorio puede mejorar considerablemente tus encuentros. Se trata de ajustar el ángulo de la penetración para acercar ambas pelvis lo más posible y lograr que el pene se introduzca mejor para proporcionar sensaciones más intensas. Aquí puedes tomar algunas ideas para ponerlas en práctica con tu pareja. La mayoría no requieren una fuerza o flexibilidad especial.

Elementos de ayuda para aumentar el tamaño del pene

Si las propuestas que te hemos dejado te resultan insuficientes y necesitas de algún modo intentar cambiar la condición de tu miembro, puedes recurrir a ciertos trucos gracias a algunos de los artículos disponibles en la zona sex shop de Farmacia Sexual.

  • Bombas de vacío. Permiten obtener varios centímetros de longitud y de grosor en 6 semanas. Aquí puedes ver los distintos modelos que tenemos.
  • Extensor de pene. Consigue alargar el pene mediante la tracción. Este efecto estimula a las células a multiplicarse para aumentar la masa de tejido. Pincha en el link para consultar nuestra sección de extensores.
  • Suplementos alimenticios y otros productos naturales, que ayudan al organismo a optimizar el riego sanguíneo. Además no presentan contraindicaciones y no contienen ningún ingrediente artificial.

A modo de conclusión, queremos apuntar que ningún hombre debería perder tiempo preocupándose tanto por el tamaño del pene. Todo el esfuerzo deberían enfocarse en desarrollar una gran pericia en la cama. Aprendamos a utilizar el cuerpo entero como herramienta y el cerebro como fuente inagotable de deseo erótico.

Tamaño del pene: Mentiras y verdades
Puntúa este articulo
Tags from the story
Written By
More from farmaciasexual

Las cinco diferencias del porno feminista

La pornografía, por muchas películas que podamos encontrar, sigue siempre el mismo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *