Estimulación anal masculina, ¿te atreves?

estimulacion anal masculina
estimulacion anal masculina

La estimulación anal en los hombres heterosexuales continúa siendo un gran tabú para ellos. Se trata de una práctica sexual rodeada de prejuicios, en su mayoría relacionados con la homofobia o con una falsa idea de masculinidad. Sin embargo, según todas las encuestas, los orgasmos alcanzados a través de la estimulación de la próstata son más intensos y prologados que los de pene.

¿Qué es la próstata y dónde se encuentra?

La próstata es una glándula que se encuentra junto al recto, bajo la vejiga, que se encarga de producir el líquido seminal que limpia los conductos y bloquea el paso de la orina durante la erección. Este órgano tiene una gran importancia en el momento de la eyaculación, ya que la sustancia que segrega forma parte del líquido seminal que nutre y protege a los espermatozoides. Es del tamaño de una nuez y al estimularla, se excita y se inflama, y puede llegar a producir el orgasmo y la eyaculación. De hecho, la estimulación anal, es un método que se puede utilizar en centros médicos para obtener muestras de semen de manera rápida y sin necesidad de recurrir a la masturbación genital. También se emplea en animales cuando se desea inseminar a alguna hembra.

Es posible estimular la próstata de forma externa, a través del perineo, aunque la manera más directa y eficaz es mediante la penetración. Y aquí es donde surge el problema. Para muchos hombres heterosexuales,  la idea de abandonar por un momento su rol de penetrador y pasar al de receptor, puede resultar sumamente confusa. Se ha extendido el falso mito de que disfrutar de la penetración anal es algo ligado a la orientación sexual, como si de alguna manera fuese el ano el que definiese las preferencias por uno u otro género.

Suena absurdo, ¿verdad? Y más si pensamos que la próstata es una glándula común a todos los hombres y que reacciona a los estímulos por una cuestión anatómica, al igual que todos reaccionamos a las cosquillas. Así que amigo, aprovecha todas las posibilidades que te ofrece tu cuerpo sin miedo a que tu masculinidad se vea afectada porque te hayan introducido un dedo en el ano y además lo hayas disfrutado.

Estimulación anal masculina, El gran tabú

Los roles de lo que se considera femenino y masculino son una construcción social que limita a cada individuo a asumir ciertos comportamientos que se consideran propios de su sexo. De este modo, en nuestra cultura actual, se asume que el macho da y la hembra recibe, entendiéndose que quien penetra domina y quien es penetrado, se somete. Este concepto se ha insertado en el inconsciente de hombres y mujeres hasta el punto de afectar a las relaciones íntimas. Es cierto que no a todo el mundo tiene por qué agradarle este tipo de prácticas. Pero también es cierto que existe un gran porcentaje de hombres que se sienten avergonzados y no se atreven a proponérselo a sus parejas por temor a que piensen que es “gay en secreto” o incluso por sentir ellos mismos cierto dilema acerca de su orientación sexual.

La mejor forma – y la única-, de superar estos prejuicios es haciendo un ejercicio de reflexión para evitar que una opinión popular sin ningún tipo de base científica llegue a condicionar tu intimidad. Si tienes curiosidad por experimentar, comienza por liberarte de todos esos conceptos obsoletos sobre lo que es masculino y femenino y déjate llevar por el erotismo.

Beneficios de estimular la próstata

Atender adecuadamente a esta zona erógena del cuerpo masculino reporta importantes beneficios, tanto a nivel psicológico como fisiológico. Conseguir superar las barreras del tabú hace que el hombre se sienta mucho más seguro con respecto a su propia masculinidad. Además enriquece la vida sexual de la pareja y ofrece una mayor libertad para disfrutar del erotismo sin el encorsetamiento de unos roles de comportamiento preestablecidos. Y, como hemos comentado, los orgasmos que se logran mediante la estimulación anal son más intensos que los que se logran a través del pene.

En cuanto a la salud, el masaje prostático es una práctica recomendada por expertos para combatir la disfunción eréctil o la inflamación de la próstata. También ayuda a estimular la producción de esperma de calidad, lo que favorecerá la fecundación. Masajear esta glándula contribuye limpiar las toxinas que se acumulan en el sistema reproductivo y es un ejercicio que previene la hiperplasia prostática benigna, o agrandamiento de la próstata, que puede provocar molestas infecciones de vejiga.

Cómo hacerlo

Si te apetece probar la estimulación anal y experimentar qué tipo de sensaciones te regala tu cuerpo, puedes hacerlo solo o en pareja. Es importante comenzar poco a poco, masturbándote y acariciándote, para estar más excitado y relajado. A continuación, habría que introducir un dedo, previamente lubricado, en el ano, presionando lentamente para ir acostumbrándose a la sensación. La próstata se encuentra a unos 5cm hacia la pared frontal del abdomen y se siente como un pequeña protuberancia.

Es una zona muy sensible así que comienza con un masaje muy suave. También existen en el mercado juguetes específicos para estimular el punto P (el equivalente al punto G femenino), cremas relajantes  o plugs anales de distintos tamaños que ayudan a ir habituando y dilatando el ano para la penetración. Las parejas más atrevidas pueden intercambiar papeles y hacer uso de un strap-on, para que sea ella quien te penetre esta vez. Esta práctica se llama pegging y os garantizará una experiencia única y muy especial.

Muchos hombres pueden experimentar un orgasmo solo con la penetración anal aunque algunos pueden necesitar que se combine con algún tipo de estimulación genital.

Pareciera que a veces nuestra intimidad sexual está condicionada por fuertes prejuicios sociales, que aceptan o desaprueban ciertas prácticas sexuales.  El realidad, el único imperante moral que debe estar presente en nuestras alcobas es el respeto hacia la otra persona. Por lo demás, como dice el viejo refrán, “en la cama y en la mesa es inútil la vergüenza”.

Estimulación anal masculina, ¿te atreves?
Puntúa este articulo
Written By
More from farmaciasexual

Satisfacción sexual y tamaño del pene

Satisfacción sexual y tamaño del pene parecen estar relacionados según las ideas...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *