Eyaculación precoz, ¿hay solución?

eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una disfunción de carácter sexual que afecta en torno al 30% de los hombres. Provoca que la eyaculación se produzca de forma rápida e incontrolada antes o justo al iniciar la penetración.  Puede producirse de manera ocasional en cuyo caso tendrás que aumentar la comunicación con tu pareja para mantener la calma y evitar que se genere cierta ansiedad. Cuando el problema se hace habitual, puede ser causa de frustraciones y problemas más serios en la pareja y debe tratarse cuanto antes para evitar que se agrave.

Probablemente, la mayoría de los hombres han sufrido algún episodio de eyaculación precoz en el inicio de su vida sexual. Con el tiempo, a medida que el hombre continúa manteniendo relaciones sexuales y ganando experiencia, logra aprender a controlar el tiempo de sus eyaculaciones.

Este problema, que consiste en la pérdida de control sobre la eyaculación y el orgasmo, suele acarrear un importante sentimiento de frustración al entenderse como un fracaso en el encuentro sexual. Esto puede derivar en estados de estrés,  inseguridad,  culpabilidad y miedo ante el momento del coito. Todo esto podría fácilmente desembocar en problemas de erección debido a la ansiedad anticipatoria.

Consecuencias de la eyaculación precoz

Aunque la eyaculación precoz no revierte en riesgos para la salud, puede ser la causante de problemas en el ámbito personal.

  • Problemas de fertilidad. Si la pareja está buscando un embarazo, en ocasiones, la eyaculación precoz puede dificultar o impedir la fertilización. En este caso ambos deberían acudir a un centro especializado en infertilidad.
  • Problemas en la relación. La dificultad para mantener relaciones sexuales satisfactorias puede acarrear tensiones en la pareja y situaciones de estrés. Además de los tratamientos que correspondan, se debe considerar la opción de asistir a algún tipo de terapia.
  • Problemas de autoestima. Una relación personal insatisfecha y con un sentimiento de frustración prolongado generará un estado de ánimo negativo que puede provocar una pérdida de la autoestima.

Cómo se realiza el diagnóstico

Algunos hombres sienten vergüenza de reconocer que sufren problemas de eyaculación precoz y prefieren no consultarlo con su médico. Sin embargo, acudir a un especialista es clave para encontrar las causas que la están provocando y poder dar con el tratamiento más adecuado.

Un andrólogo experto realizará un historial médico completo de tu caso, valorando todo los detalles como la frecuencia en la que se produce la eyaculación precoz, el nivel de estimulación que la desencadena, el tipo de relación que mantienes con tu pareja, etc. En función de estos datos, y de los resultados del chequeo que te solicite, se enfocará la terapia de una u otra forma.

Pero ¿cuáles son las causas que provocan la eyaculación precoz?

Según encuestas realizadas, se estima que un 90% de los casos de eyaculación precoz están causados por factores psicológicos o externos y sólo el restante 10% es de origen físico.

Factores psicológicos que causan la eyaculación precoz

  • Experimentar una excitación demasiado intensa. Puede ocurrir cuando al fin logras conquistar a esa persona tan anhelada que llevas deseando mucho tiempo.
  • Un nivel alto de estrés y ansiedad por miedo a un embarazo no deseado. Hay que aprender a utilizar correctamente los métodos anticonceptivos existentes en el mercado para poder depositar una mayor confianza en su fiabilidad.
  • Un nivel alto de presión y nervios por la obligación de dar placer a la pareja o por temor a no estar a la altura. Generarse altas expectativas suele provocar algún tipo de decepción y nos impide disfrutar de momento. Si tu pareja te ayuda comunicándote lo que le gusta, todo será mucho más sencillo.
  • Relaciones sexuales poco frecuentes. Tras mucho tiempo sin contacto sexual con otra persona es normal -y humano- ponerse nervioso.
  • Malos hábitos de masturbación. Aunque a solas no tienes que rendirle cuentas a nadie y lo único que importa es autosatisfacerte, es fácil adquirir el hábito de simplemente dejarse llevar. Esto al final puede resultar en una incapacidad para controlar el momento de la eyaculación cuando estás manteniendo una relación sexual con otra persona.
  • Centrar demasiado todos los pensamientos en el propio rendimiento sexual. A veces estar demasiado pendiente de lo que hacemos y si lo hacemos bien o mal, puede estropearlo todo. De lo que se trata es de conectar con tu pareja, ser imaginativo y disfrutar del momento.
  • Culpabilidad, represión o inhibición sexual. Si hemos sido sometidos a una educación de moral muy rígida con respecto al sexo, tendremos que trabajar para liberarnos de los tabues que nos impiden gozar plenamente de nuestros momentos íntimos.

Recomendaciones

Los terapeutas sexuales aconsejan realizar ejercicios a través de la masturbación en solitario. La idea es ir entrenando el control de la eyaculación y tratar de retrasar el orgasmo todo lo posible. Otra buena recomendación es aprender a no centrar el acto sexual en la penetración y darle más importancia a los juegos y las caricias. Puedes utilizar juguetes para estimular a tu pareja, así podrás asegurarte de que consigues satisfacerla independientemente de cómo responda tu cuerpo. Existen también productos retardantes para que, llegado el momento del coito, la sensación no sea tan intensa.

Y mi recomendación personal es el entrenamiento en solitario. Consiste en la masturbación hasta llegar al punto de eyacular, en ese momento debes parar. La recomendación es realizar esta tarea unas 3 veces en cada masturbación. También puedes acompañar este entrenamiento para corregir la eyaculación precoz, realizando la misma tarea mientras orinas.

Factores físicos que causan la eyaculación precoz

  • Problemas hormonales, que pueden deberse a distintas causas. Es posible que una dieta inadecuada llegue a afectar negativamente al equilibrio hormonal. También puede ser que se padezca algún defecto en las glándulas suprarrenales o la tiroides, lo que suele provocar trastornos directamente relacionados con la eyaculación.
  • Problemas cardíacos o vasculares. El aumento del colesterol malo y la hipertensión repercuten directamente a la circulación sanguínea que es la responsable del mecanismo de la erección del pene.
  • Esta enfermedad puede afectar tanto a la erección como al posterior desempeño sexual de quien la padece.
  • Enfermedades de corte psiquiátrico como estrés postraumático, depresión o trastorno bipolar pueden estar detrás de los problemas de eyaculación precoz.
  • Trastornos neurológicos como esclerosis medular, neurosífilis, o neuropatías.
  • Medicación. Existen medicamentos cuyos efectos secundarios pueden provocar algunas disfunciones de tipo sexual como impotencia, dificultad para llegar al orgasmo o eyaculación precoz. Los efectos son reversibles.

Recomendaciones

Acude a tu médico para que te realice un chequeo.

Es importante sobre todo, que adquieras hábitos de vida saludables.  Realizar ejercicio de forma regular y llevar una dieta equilibrada fortalecerá tu cuerpo y tu organismo y se hará notar rápidamente en tu salud sexual.

Eyaculación precoz, ¿hay solución?
Puntúa este articulo
Tags from the story
Written By
More from farmaciasexual

Prácticas sexuales y culturas del mundo

La forma en que practicamos sexo o nuestra percepción de las relaciones...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *